Sorpresa de pollo dulce de Silvi Martoro #RetoPolloPollo

¡Buenas! ¿Qué tal vais? Aquí estamos a punto de congelación, vaya cambio de tiempo de repente…

Voy a aprovechar que no esta el día como para dar paseos por la calle, y subir alguna cosa que tengo pendiente.

Como ya sabeis, nuestros inicios fueron en un Grupo de Facebook, en el que procuramos estar diariamente activos, aunque como todo, hay épocas con mayor movimiento que otras (veréis en Enero, con los propósitos del año nuevo como empieza a querer cuidarse todo el mundo a la vez…)

De vez en cuando organizamos algún reto, para incentivar la participación de los miembros, y en el ultimo, pedíamos recetas saludables en las que el pollo fuera el protagonista.

Pues hoy os traigo la receta ganadora, de nuestra super compañera Silvi Martoro

Sorpresa de pollo dulce

Ingredientes

  • Muslos de pollos
  • Ajos
  • Uvas sin semillas
  • 2 patatas chascadas
  • 100 ml de vermouth rojo
  • 1 cd de AOVE
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

Precalentar el horno a 180°

Poner a fuego fuerte una sartén apta para horno, mientras untar el pollo por todas partes con el aceite, la sal, la pimienta y ponerlo en la sartén, dorarlo unos minutos a fuego fuerte.

Chafar los dientes de ajo sin pelarlos y agregarlos al resto, incorporar los granos de uva.
Darle la vuelta al pollo, verter el vermouth y las patatas.

Introducir la sartén en el horno, asar el pollo durante 40 minutos o hasta que esté hecho y quede una salsa reducida y caramelizada; verter un chorrin de agua para que la salsa, quede más homogénea.

Dejar reposar 5 minutos y disfrutar.

¡Muchisimas gracias Silvi!

Y por supuesto, gracias también al resto de los participantes, iremos subiendo más recetas de nuestro #RetoPolloPollo

Curry de pollo

El curry de pollo, es una receta hindú, extremadamente extendida, que forma parte de la carta de numerosos restaurantes y de los básicos de muchas casas en todo el mundo.

Soy adicta a las especias, y a probar sabores nuevos, cuanto más exóticos mejor, pero hasta hoy nunca lo había preparado en casa.

Siendo sincera, para nada es la receta original, como siempre lo adapto todo a lo que tengo en la cocina (sobretodo porque es domingo y no puedo ir a comprar los ingredientes que me faltan), pero estoy muy contenta con el resultado. Incluso mi marido que es todo lo contrario a mi culinariamente hablando, se atrevió a probarlo y va a rellenarse una fajita con él para la cena.

Para las puntuadoras, tanto en Slimming World, Días de no Contar de Weight Watcher, y para el ultimo método vigente de esta empresa, WW Flex, solo tendriamos que puntuar la leche de coco, el resto no puntuaría nada. Para los demás, como siempre, adaptar a vuestro tipo de alimentación.

Yo utilizo una leche de coco ligera, que hay en bastantes supermercados, pero podéis usar la que más os guste, incluso sustituir por una nata ligera, aunque a mi me gusta más el toque que le da la primera.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 1 Cebolla
  • 1 Diente de ajo
  • Pechuga de pollo troceada
  • 1 cd de curry
  • Jengibre
  • 1 chorrito de salsa Worcestershire
  • 1 taza de leche de coco

Elaboración

En una sartén con un “flush” de aceite, pochamos la cebolla y el ajo, y una vez que este, le añadimos el pollo para sellarlo.

Añadimos el curry, rallamos un poco de jengibre (o lo ponemos en polvo), y un chorrito de la salsa worcestershire, removemos bien y dejamos guisar unos 10 minutos. En este punto, si vemos que esta muy seco, le podemos poner un vaso de agua o de caldo (de pollo o verduras).

Ahora solo tenemos que añadir la leche de coco y dejar cocinar unos minutos para que se integren bien los sabores.

¡Y listo! A mi me gusta acompañarlo con arroz blanco, y por supuesto, con mucha verdura, o bien después de una buena ensalada.

😉 Angela

Dormir VS Adelgazar

Llevo mucho tiempo intentando escribir sobre este tema. 

Soy una persona, que desde siempre, he dormido relativamente poco, pero desde que tuve a los niños, aún menos. 

Vamos a analizar, cómo afecta la falta de sueño o dormir mal a la pérdida de peso y al estado de ánimo.

Son muchas las situaciones que vivimos a lo largo de los días, semanas, meses… ¡¡uy que agobio!!, que nos afectan al sueño o al descanso: el trabajo, los niños, la casa, etc. Cuando me levanto por  la mañana, parece que me ha atropellado un camión…

Esta situaciones día tras día, hace mella en nuestra salud, afecta al estado de ánimo, al sentido del humor ( mal humor, básicamente) y por supuesto, a la ansiedad por la comida.

¿Qué ocurre cuando paso una noche “en vela” con el niño?

Pues al día siguiente estoy agitada, me duelen hasta las pestañas, no me apetece salir a pasear, a tomar el aire y esto, repercute en la relación con mi familia.

Es evidente que yo no puedo evitar que se pongan malos los niños, pero esto ocasiona un daño colateral: como he dicho, repercute en nuestro descanso y relación. 

Por supuesto, la ansiedad hace acto de presencia, y junto con el malestar que me ocasiona, hace que no me apetezca cocinar, y por lo tanto, como lo primero que pillo, que suelen ser ultraprocesados (bollería generalmente),  que además, afecta negativamente también a mi organismo , la cantidad de conservantes y demás componentes “tóxicos”.

¿Qué podemos hacer para mitigar está situación?

Dado que no podemos evitar enfermar o que nuestra familia enferme, sí podemos practicar ciertos ejercicios como respiraciones suaves, ejercicios al aire libre o yoga, una práctica que me ha encantado y que por motivos varios, no puedo practicar. 

Puede parecer una tontería, a priori, pero os aseguro, que a mi me ha ayudado mucho no sólo emocionalmente, también físicamente, me han dejado de doler la espalda y las lumbares.

Con esto quiero deciros, que a pesar de las dificultades que podamos encontrarnos cada día, no debemos tomarlas como excusa sino afrontarlas y optar por una alimentación sana y equilibrada.

Debemos priorizar nuestra salud y debemos saber, que si cuidamos nuestra alimentación, ya estamos dando un gran paso, que también afectará a que el sueño, aunque sea “corto”, sea de calidad y reparador.

Esto va  haciendo que nuestros días, sean más relajados y no recurramos a la comida basura para sentir placer o mitigar nuestro mal estar. 

Así que, os animo a hacer más “relajación” y ser conscientes de lo que le ocurre a nuestro cuerpo.

Hay que cuidarlo, ¡¡ que sólo tenemos uno !!

Ya se sabe, ” mens sana in corpore sano”

😉 Loli

Tortilla de aguacate, gambas y salmón

Madre mía, madre mía, no os podéis imaginar lo que me sorprendió esta tortilla, ¡increíblemente buenísima!

Ayer era uno de esos días raros, en los que no te pasa nada pero no te encuentras bien, que no te duele nada pero te molesta todo, que tienes hambre pero no te apetece comer (y mucho menos cocinar), al final va a ser verdad que los cambios de estación nos afectan más de lo que pensamos…

Así que llegue a la hora de la cena, sin nada preparado, nada pensado y un paquete de gambas descongelado; abrí la nevera y se me iluminó la bombilla: ¡aguacate! Eso levanta el ánimo seguro.

Un breve inciso: el aguacate es muy calorico, sí, pero también muy sano; si te gusta y estás intentando bajar peso, no abuses, pero tampoco lo elimines de tú alimentación.

Como sabéis yo ahora mismo estoy haciendo Slimming World, y en este método 100 gramos de aguacate son 9.5 Syns: pesamos, puntuamos, descontamos de nuestro capital diario y listo. Prefiero mil veces gastarme mis puntos en este alimento que en puntuar patatitas, chuches,… que al final son calorías muertas, que no aportan nutrientes a nuestro organismo.

Y ya sin más: ¡A cocinar!

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 100 gr aguacate
  • 200 gr de gambas
  • 1 lata de salmón pequeña
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Sal

Elaboración

En este caso yo la prepare en la Cecofry, pero como la cubeta es muy grande, utilice un molde de tartas desmontable, así queda más alta y es super fácil de sacar a un plato.

Primero partimos la cebolla y el ajo en trocitos pequeños, y ponemos en la cubeta un flush de aceite y cocinamos en el menú “patatas fritas” (o en la sartén si lo hacemos de forma tradicional), pochamos el ajo y la cebolla, y cuando este transparente añadimos el aguacate partido en dados y el salmón. En este caso utilice una lata de salmón, pero podemos aprovechar restos que nos hallan quedado, e incluso utilizar salmón ahumado.

Batimos los huevos y le añadimos la mezcla anterior.

Ahora solo tenemos que cuajar en una sartén nuestra tortilla, en mi caso, en un molde en el menú horno, hasta que este lista.

En Slimming World, solo puntuaría el aguacate y yo pondría otro punto por el aceite; para Weight Watcher, adaptar a vuestro método, pero en DNC pasaría lo mismo.

Sacia muchísimo, así que nos saldrán unas cuatro raciones que podremos acompañar de una buena ensalada.

😉 Angela

Flan de queso ligero

¡Buenas! Ya estamos en Septiembre, madre mía como pasa el tiempo, dentro de nada ya estamos en Navidades, cada vez me pasa el año  más rápido.

Pues ahora que hace menos calor, y tengo un poquito más de tiempo, intentare volver a cocinar porque últimamente era todo lo mismo: ensaladas, carnes y pescados a la plancha, tortillas y poquito más.

Hoy me apetecía hacer un postre rico pero ligero,  y los que más me gustan sin duda, son los que llevan queso, así que aprovechando que había preparado queso crema casero, decidí que esta noche tenemos flan de queso para la cena.

Y aunque haga menos calor, no me apetecía encender el horno, y ahí me encontré en la cocina con la Cecofry Turbo 4D, que la pobre es la que más trabaja en mi casa, el día que se canse y se ponga en huelga me hunde (y hoy todavía le queda por preparar unas patatas y una pechuga empanada)

Así que, sin más…

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 300 ml de leche desnatada
  • 150 / 200 gr queso crema 0%
  • Edulcorante al gusto

Elaboración

Como os comentaba, yo aproveche queso crema que había preparado en casa, hecho a partir de yogur 0% y leche desnatada (Suprema de Central Lechera Asturiana, para mi la mejor para los yogures desnatados sin lactosa), si no queréis hacerlo, podéis utilizar el “San Millán 0%”, que aunque no destaque por su gran sabor, puede hacer un apaño.

El procedimiento es muy sencillo: batimos todos los ingredientes, para después repartir la mezcla en flaneras, o botes individuales, con estas cantidades yo prepare 6 raciones.

Tapamos nuestros botes con papel de aluminio y metemos en la cubeta de la Cecofry, ponemos agua hasta la mitad y programamos menú horno unos 40-50 minutos.

Pinchamos con un palillo para ver si están listos, dejamos enfriar y a la nevera.

Podéis prepararlo de la misma manera en un horno convencional.

Para quien siga el método Weight Watcher, esta receta es libre en todas las versiones de  DNC, para el resto puntuar según los ingredientes.

En cuanto a Slimming World, sera libre si utilizamos parte de nuestro HeA diario en los 50 ml de leche que hay en cada ración, pero recordar que debéis acompañarlo de Speed Food,  un poco de fruta cortada le viene fenomenal.

😉 Angela