Mi historia

Much@s de vosotr@s conocéis que con la “dieta de los puntos” he adelgazado 36 kilos y la verdad que me siento orgullosa, en su día perdí 15 kilos con la misma “dieta” y después volví a caer en los malos hábitos.

Con esta “dieta” he aprendido a comer, no una sino dos veces. Después de hacer mil y una dietas diferentes: la de los quince días, la disociada, la de saber vivir, la de la sopa de tomate, de herbolarios, la de la alcachofa, etc, etc… puedo decir que está ¡es la mejor!

Desde el primer momento te das cuenta que es saludable, te enseña a comer, no hay alimentos prohibidos, no hay que tomar pastillas ni cosas raras, no suprime alimentos en ningún momento, comes absolutamente de todo, por todo ello, me queda claro que ¡es la mejor!.

Cada cuerpo es un mundo y dentro de este sistema de puntuación (que ha ido cambiando con los años) hay varios, a mí el que más me gusta es propoint, y dentro del método propoint, el sistema DNC (días de no contar), el que llegue a conocer gracias a Angela CM y Eva Quintana (algo por lo que les estaré agradecida eternamente).

Cuesta creer como algo que funciona te termina cansando… pero para las personas que tenemos tendencia a engordar, estar a dieta, aunque sea maravillosa, claro que te termina cansando, te cansas de pesar, de estar pendiente, etc., aunque puedas comer de todo. Y sobretodo influye que somos humanos. Sufrimos muchos altibajos, ya que somos emocionales, y ¿eso que quiere decir? pues en mi caso, si celebro algo… lo celebró con comida, pero si estoy triste, preocupada, decaída, etc., también lo “pago” con comida.

La vez anterior, cuando perdí 15 kilos, todo el mundo opinaba, ya no pierdas más estas muy bien así… Me encontraba genial, pero me relaje y como la vida no es fácil, te dejas, te dejas y terminas otra vez, comiendo fatal y adoptando los malos hábitos de nuevo rápidamente. Y eso se va alimentando cada vez más y la “vida” (que cada uno tenemos la nuestra), y conozco vidas muy duras, te hace coger no 15 kilos, sino ¡muchos más!. Pero por fin llega un momento en el que dices, ¡hasta aquí! no puedo más!! no puedo seguir así, y entonces ¿que puedes hacer?. ¿Porque no volver a los buenos hábitos si comía mejor nunca?.

Mi secreto, por el que tod@s preguntáis y decís “que fuerza de voluntad”, no es ninguno especial, es mi positivismo (aunque también tengo bajones eh) y sobretodo quererme, ¡quererme y mucho!. Cosa que he tenido que aprender y que me a costado mucho, y egoístamente al final, queriéndome yo, ayudo a mi alrededor, porque si todos nos quisiéramos más, la vida sería más fácil, igual de dura pero mucho más fácil.

A tod@s nos llega ese momento en el que nos plantamos, y ese, es el momento que hay que aprovechar al máximo y no dejar escapar. Con él que empezaremos a conseguir logros, que después, no querremos tirar por la borda. Pararos a pensar lo que os ha costado llegar hasta ahí y que si lo habéis conseguido una vez lo podéis conseguir dos, y que si estáis en el camino (como yo), o habéis llegado por segunda vez, vamos a conseguirlo, mantenerlo y querernos, querernos mucho y no volver atrás y sobretodo si volvemos…

¡Lo podemos volver a lograr!, que siempre hay que luchar y que somos much@s en el camino para ayudarnos, para apoyarnos. Sólo vivimos una vez, por muy dura que sea la vida, siempre hay alguien que se merece nuestra sonrisa (nosotr@s los primer@s), a mi ¡me encanta sonreír!.

Gracias por estar ahí y solo espero que os haya gustado, que llegue vuestro momento, que disfrutéis, que os queráis mucho y que sonriáis.

Besos. 😉 Lidia.

Anuncios

6 respuestas a “Mi historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s