Mis trucos

¡Madre mía como pasa el tiempo!, el otro día me quede pensando en que ya iba a hacer dos años desde que empezó mi “cambio de vida”, pero resulta que revisando papeles (tengo libretas y carpetas llenas de recetas, trucos, tips, resúmenes, que poco a poco iré compartiendo con vosotros), acabo de darme cuenta que el día dos de Marzo es mi cumpleaños, ¡y yo sin enterarme!, ¡hay que celebrarlo!

Y diréis que soy muy pesada con lo del cambio de vida, pero es que es verdad: yo no estoy a dieta, estoy aprendiendo a alimentarme, a hacer deporte, a cuidarme, a quererme…

Después de tanto tiempo, hay ciertas cosas, “trucos“, que me ayudan en mi día a día, algunos recomendados por expertos, otros por amigas y compañeras, otros surgidos de la experiencia.

Hoy voy a compartir algunos con vosotros, estos trucos son personales, es decir, no porque a mi me funcionen tienen que servirle a todo el mundo, cada persona es diferente, el tiempo es el que os dirá lo que realmente os ayuda.

  • Utilizar un pulverizador para el aceite. En mis recetas muchas veces leeréis eso de “Un flush de aceite”, con este sistema uso solo la cantidad necesaria, pues se reparte de mejor forma tanto para ponerlo en la sarten, como para aliñar las ensaladas.
  • Comer lo mismo que los demás, pero aligerado. Si en mi casa se come hamburguesa, yo me tomo una hamburguesa, si se toma pizza, yo me preparo una pizza saludable. Eso ayuda a “engañar al cerebro”, y a no sentirse excluido.
  • Evitar la monotonia. Nada de lechuga-pechuga, hay que comer variado, sino nos aburriremos enseguida
  • Empezar el día con un desayuno completo. Para mi es muy importante, es la forma de evitar que me entren “ataques de hambre” por las mañanas; un buen desayuno, con sus carbohidratos, su proteína, su fruta y /o verdura, me ayuda a obtener la energía que necesito.
  • Las especias. Me encantan, y es una forma perfecta de dar sabor a la comida sin añadirle calorías extra.
  • No saltarme ninguna comida. “Comer adelgaza“, nuestro cuerpo quema calorías para digerir los alimentos; ademas de que si me salto una comida, en la siguiente tendré mucha hambre, y es más fácil caer en tentaciones.
  • Hay temporadas que me cuesta mucho tomar fruta, cuando esto me pasa, la tomo por las mañanas, para “quitarla de en medio”, así no dejo de cumplir con las dos raciones diarias.
  • Encontrar una “válvula de escape“. Hay momentos en los que la ansiedad nos ataca, y lo que antes atajaría con comida , ahora lo hago con movimiento : salgo a caminar, busco vídeos para hacer ejercicio en casa…, cualquier cosa que me mantenga activa. Hay gente que prefiere pintar, meditar, leer, … ; por eso este punto es muy personal, cada uno tiene que encontrar su forma de evadirse.
  • Tener siempre a mano algo sano de lo que tirar si el punto anterior falla, para evitar comer cualquier cosa. Yo siempre tengo chocolate negro, guardado en porciones individuales.
  • Y lo más importante comunicarme, para mi es muy importante poder contar con gente que me apoye, que me anime y que me riña si es necesario; saber que si flojeo, va a haber alguien que me diga “Angela vuelve a centrar que te estas perdiendo…”

Estos, entre otros, son mis “tips” básicos. Seguro que vosotros lectores teneis muchos más, os agradezco enormemente que los compartáis con nosotros, pues seguro que habrá alguien a quien ayudara, ¡esperamos vuestros comentarios!

 

😉 Angela

4 respuestas a “Mis trucos

  1. Juan Bellas

    Es evidente que cada persona es un mundo y lo que vale para uno igual no lo hace para otro.

    Yo lo que necesito es hacer las cosas porque realmente me gustan. No sería capaz de comer fruta para sacármela de en medio.
    La como porque me gusta.

    Lo que si noto es que, según la trates, así te puede recompensar.

    Por ejemplo, tomarme una manzana media hora o una hora antes de comer me ayuda a tener sensación de saciedad y comer menos. Eso sí….comerla sin pelarla, con monda incluida.

    Otro ejemplo es esa pera que me tomo cuando estoy de turno de noche en el trabajo a eso de las 5 de la mañana. Salimos a las 7 y si no le meto algo que me sacie antes, le pego un atracón a la nevera al llegar a casa que no veas, con todo lo malo que eso supone.

    En general me parece buena idea el comer pequeñas porciones cada 3 horas, más o menos, aunque tampoco es tan rígido este horario, solo que se auele timar este tiempo como necesario para la digestión. Me funciona muy bien un puñado de almendras tostadas (no fritas) y sin sal, que tengo a mano en el trabajo.

    En resumen, para mi lo más importante es hacer las cosas porque te gustan, no porque lo diga no-se-que-dieta.

    Y, por supuesto, acompañarlo de ejercicio, claro.

    Le gusta a 1 persona

    • angyxixon

      Claro, si no estas convencido, no funciona. El problema esque yo necesito tomar esa fruta, no porque lo diga la dieta, sino porque mi cuerpo lo necesita, pero hay veces que mi cerebro va por libre! El ejercicio es super importante! Gracias por comentar!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s