Crumble de manzana ligero

¡Buenas! Hoy os traigo una receta dulce, que raro para mi…, pero prometo poneros otra versión de este plato salada, todavía estoy maquinandola, pero no tardare…

Creo que ya os hable de mi adicción a los libros en general, pero a los de cocina en especial, me encanta coger recetas con miles de calorías, e intentar hacerlas lo más sanas posibles. Pues hace unos días me llego el tomo “Crumbles”, de la colección de libros de repostería que estoy haciendo, y ya tengo un montón de ideas que probar.

Los Crumbles son pasteles de frutas, originarios de Inglaterra, en los que las frutas están en el fondo, y se cubren por una masa, generalmente de harina y mantequilla.

Nuestra receta, es apta para DNC Inglés, pero como os digo siempre, podéis adaptarla a vuestro método.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 1 manzana grande, o 2 más pequeñas
  • Edulcorante al gusto, si la manzana no fuese lo suficientemente dulce
  • 1 cta AOVE
  • 1 cd copos de avena
  • 1 cta salvado de avena
  • Opcional, y recordad puntuarlo, almendras laminadas

Elaboración

Pelamos y troceamos la manzana, edulcoramos si fuera necesario, y ponemos en el fondo de un molde, o bol, a mi me gusta utilizarlo de cristal, apto para el horno.

Mezclamos los copos de avena con el salvado y el aceite, vamos rompiendolos y mezclandolo con los dedos, que adquiera una textura “arenosa”.

Ahora, lo ponemos encima de la fruta, repartiendolo por la superficie, y horneamos a 180º, hasta que este dorado.

Esta seria la receta básica, que nos entraría totalmente en DNC inglés, ahora bien, si puntuamos, o no nos importa gastar unos extras podemos realizar alguna modificación: podemos sustituir el aceite por mantequilla, la Arias Extraligera sale genial de puntos, en este caso la utilizaremos cortada en dados, y bien fría de la nevera, para que nuestra “corteza” quede crujiente; podemos añadir harina a los copos de avena, tengo cruzada personal contra las harinas refinadas, pero podemos poner un toque de harina integral, por ejemplo de espelta que esta tan de moda últimamente; en el caso de querer edulcorar, podemos darle un toque de miel, muy poco, y de una miel lo más natural posible, le aportara sabor y color; y también podemos añadir a la masa unos frutos secos troceados, a mi me encanta ponerle unas almendras laminadas, que aunque los frutos secos puntúen bastante, son muy sanos y como seria muy poca cantidad, solo para darle “el toque”, no nos saldría tan mal.

Por ultimo, estas cantidades serian para un molde individual, pero también podríamos aumentarlas y hacerlo en una fuente grande, para toda la familia, recordar que en repostería, tenemos que respetar las proporciones, aunque en este caso podemos fiarnos y hacerlo a ojo, pues iremos viendo lo que necesitamos.

Y ahora voy a aprovechar el calor del horno, para preparar unos canelones, ummmmm… ¿Os escribo la receta?

😉 Angela

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s