Mis truquitos con la Turbo Cecofry 4D

¡¡¡Buenas!!! Hoy vengo a contaros cosinas de mi ayudante de cocina preferida, que digo ayudante… cocinera completa, indispensable compañera: La Turbo Cecofry 4D de Cecotec

Llevaba mucho tiempo con ganas de comprarla, pero por una cosa o por otra nunca podía, siempre tenía algún gasto de última hora que no me lo permitía; en Junio ¡por fin la conseguí!,  sin duda uno de los mejores regalos de cumple en años ¡Gracias vida! pero no nos engañemos, que tú disfrutas de ella tanto como yo…

Pero, para que esto no parezca un articulo publicitario, vamos a ser sinceros en una cosa, Cecotec, vende esta maquinita como una “freidora dietética” y más bien se asemeja a un pequeño horno, todo lo que en ella preparas lo podrías preparar en el horno de tu cocina, pero eso sí: con un mayor gasto de electricidad  y ensuciando más utensilios.

Cuando compras tu freidora, te incluye una cubeta a la que se le adapta una pala para remover la comida, una rejilla para cocinar a dos niveles (que si os digo la verdad pocas veces use), una cuchara medidora, un salvamanteles y un libro de instrucciones con un pequeño recetario; además hay un pack aparte con una cubeta plana “para pizzas” y una rejilla para snacks, la rejilla solo la use una vez, y no me convenció demasiado, pero la cubeta plana me parece imprescindible, es la que más utilizo a diario.

Uno de los puntos fuertes de la Turbo Cecofry, es que tiene varios programas preestablecidos, nos podemos encontrar con los siguientes: saltear, tostar, patatas fritas, horno, arroz, sartén, arroz y yogur. Depende del que escojas encenderá una u otra resistencia, girara o no la pala, y regulará tiempo y temperatura (entre 100 y 240º, excepto el menú yogur que trabaja a 60º)

Pues después de 6 meses, creo que yo ya he probado a preparar miles de cosas en ella, y “obligado” a otras compañeras que también la tienen que me manden fotos e impresiones de las cosas que preparan. La verdad es que puedo decir que ya la tengo más que amortizada, no hay día que no la haya utilizado, aunque hay programas que me gustan más que otros, por ejemplo el “saltear” no suelo utilizarlo, y el menú yogur, bueno de ese ya hablaremos….

El primer día que llego a casa, lo primero que hice fue preparar la receta con la que tod@s empezamos ¡patatas fritas!, y el resultado fue desastroso: cocidas por unos sitios, crudas por otros y quemadas por alguno; mi marido se llevó las manos a la cabeza, con lo pesada que estaba yo con la maquinita, ahora no funcionaba bien…, pues no, ahora me quedan unas patatas espectaculares, lo único que hay que hacer es dejarlas un tiempo en agua para perder el almidón, y ponerles su medida de aceite correcta (con muy muy poco es suficiente)

El pollo al ajillo, las chuletas de pavo, incluso las de cordero, preparadas en el menú “sarten” o en el “manual” salen muy ricas, y los chorizos criollos ¡buenisimos!; muchas veces preparo guisos sin tener que encender la vitrocerámica; y la tostadora se ha ido al fondo del armario, porque el pan en el menú “tostar” queda genial.

Cecomuslos

He probado a hacer bizcochos, incluso se pueden meter moldes, eso sí, hay que taparlos con papel de aluminio porque sino en el programa “horno” se tuestan demasiado por arriba.

Otro programa que me  sacó de algún apuro, ese el “arroz”, aunque siempre le tengo que poner un poco más de tiempo.

Cecoarroz

La tortilla de patata también queda fantástica, primero preparamos la patata y la cebolla en el programa “patatas fritas”, para luego cuajarla en el programa “horno” y sin tener que darle la vuelta

Cecotorti

Lo que no me convence es el programa “Yogur”, según las instrucciones hay que poner agua en el fondo y los tarritos tapados con papel de aluminio, durante 6 horas a 60º, yo estoy acostumbrada a utilizar yogurtera, y la prefiero mil veces. Pero si que he utilizado ese programa para otra cosa, aprovechando que trabaja a pocos grados y se puede programar mucho tiempo, he preparado un fantástico Pulled Pork con una pieza de aguja de cerdo especiada, cocinando durante unas 10 horas , emulando el funcionamiento de las ollas de cocción lenta (que será mi próxima maquinita)

Ahora mismo mi cocina huele genial, mientras escribo aquí sentada tranquilamente, hay unos muslos de pollo al chimichurri que en cuanto pite, nos sentaremos a comer, así que para daros un ejemplo de su funcionamiento, y para terminar os dejo la receta:

Pollo al Chimichurri

Ingredientes

  • Dos zancas de pollo partidas a la mitad, separadas en muslo y contramuslo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 vaso de chimichurri
  • AOVE
  • Sal

Elaboración

En la cubeta plana ponemos una cucharada de aceite de oliva, la cebolla y el ajo, y programamos en “Manual” a 220º durante 10 minutos.

Cuando lleve unos minutos le añadimos el pollo, que daremos la vuelta pasados unos minutos para marcarlo por los dos lados.

Lo regamos con el chimichurri, y lo ponemos una media hora más.

Yo le añadí unas patatas al mismo tiempo que la salsa y salieron muy ricas.

Cecopollochimi

Pues como veis, no solo nos sirve para freír, a mi me resulta verdaderamente útil; y como sabemos que mucha gente tiene esta maquinita o alguna similar, os iremos poniendo alguna receta, aunque podéis  adaptar casi cualquier comida a ella.

😉 Angela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s