Tortillas integrales para Wraps, Fajitas y ¡Pizza Calzone!

¡Buenas! Llevaba tiempo queriendo preparar estas tortillas, pero no se porque iba dejándolo, se me había metido en la cabeza que me iban a dar mucha lata, y todo lo contrario son facilisimas y dan muy buen resultado: mi marido no es nada “amigo” de lo integral, y ya no quiere las compradas ni por asomo, ¡Le encantaron!

Otra cosa que me encantó de ellas, es lo versátiles que pueden ser, con ellas preparamos desde unas fajitas con pollo y verduras, a un wrap dulce de crema de cacahuete y plátano (con sólo escribirlo se me hace la boca agua … ummmm, delicioso).

Pero, casi por error, descubrimos lo que para nosotros se convirtió en la cena más rica en mucho tiempo: pizzas calzones.

Como sabéis hace poquito que nos mudamos, y aquí no tengo horno, entonces intento adaptar las recetas para poder hacerlas en sartén (pizzas, bizcochos, galletas, etc…). Pues el otro día aprovechamos que nos habían sobrado varias de estas tortillas para prepararnos unas “Fajipizzas”, y todavía no se porque, probablemente porque estábamos hablando y no mirando lo que hacíamos (sí, pierdo la fuerza por la boca, lo sé XD), doble la tortilla a la mitad en la sartén, con todo el relleno dentro ¡que rica equivocación!

¡STOP! Ya me estoy llendo por las ramas y empezando la casa por el tejado, vamos a dejar los rellenos para más tarde y centrarnos en la masa, así que…

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 350 gr harina de espelta integral
  • 175 gr suero de yogur
  • 10 gr sal
  • 25 gr AOVE

La harina no tiene porque ser de espelta, cualquier harina integral nos servirá, yo no consumo harinas refinadas, y por supuesto no las recomiendo, pero si usáis harina blanca sería la misma cantidad, eso sí, tener en cuenta que una estrella se caerá del cielo y dejará de brillar ¡no uséis harinas refinadas! (ale ahí lo he dicho)

Aproveche a utilizar suero de yogur porque el día anterior había preparado queso de untar, si no disponéis de él, sustituir por agua.

En cuanto al aceite, la primera vez que las prepare se me olvidó, y la verdad es que no es algo imprescindible, pero también es cierto que las mejora.

Elaboración

Es muy sencillo, en un bol ponemos todos los ingredientes y vamos mezclando e integrando bien, primero con una espátula y luego amasamos con nuestras mano, tiene que quedar una textura manejable, ni demasiado dura, ni demasiado blanda, podemos añadir más harina o agua si vemos que la necesitamos.

Alguna vez le puse levadura de panadería, y en este punto tape con un paño y lo deje fermentar durante una hora; pero como lo que buscamos es una masa fina y plana, podemos omitir este paso.

Dividimos en bolitas, enharinamos la superficie donde vayamos a trabajar y con un rodillo de cocina estiramos, dándoles a la vez una forma redondeada.

Con estas cantidades nos saldran unas 10 tortillas, si queréis disminuir o aumentar cantidades, acordaros de hacerlo proporcionalmente.

Ahora solo tendremos que precalentar durante unos minutos una sartén antiadherente, y haremos nuestras tortillas vuelta y vuelta. Es muy importante no cocinarlas demasiado, para que no queden crujientes y rompan al doblar, además cuando vayamos a comerlas las volveremos a pasar por la sartén para calentar.

Y ahora viene lo más divertido: ¿de qué las rellenamos? Pues de lo que más nos apetezca, no hay límite alguno; personalmente me encanta poner varios platos diferentes en la mesa (con lechuga en juliana, pimientos, championes, tiras de pollo a la plancha,…) y que cada uno vaya preparandolas a su manera.

¿Y tú? ¿Cuál es tu relleno preferido?

😉 Ángela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s