Dormir VS Adelgazar

Llevo mucho tiempo intentando escribir sobre este tema. 

Soy una persona, que desde siempre, he dormido relativamente poco, pero desde que tuve a los niños, aún menos. 

Vamos a analizar, cómo afecta la falta de sueño o dormir mal a la pérdida de peso y al estado de ánimo.

Son muchas las situaciones que vivimos a lo largo de los días, semanas, meses… ¡¡uy que agobio!!, que nos afectan al sueño o al descanso: el trabajo, los niños, la casa, etc. Cuando me levanto por  la mañana, parece que me ha atropellado un camión…

Esta situaciones día tras día, hace mella en nuestra salud, afecta al estado de ánimo, al sentido del humor ( mal humor, básicamente) y por supuesto, a la ansiedad por la comida.

¿Qué ocurre cuando paso una noche “en vela” con el niño?

Pues al día siguiente estoy agitada, me duelen hasta las pestañas, no me apetece salir a pasear, a tomar el aire y esto, repercute en la relación con mi familia.

Es evidente que yo no puedo evitar que se pongan malos los niños, pero esto ocasiona un daño colateral: como he dicho, repercute en nuestro descanso y relación. 

Por supuesto, la ansiedad hace acto de presencia, y junto con el malestar que me ocasiona, hace que no me apetezca cocinar, y por lo tanto, como lo primero que pillo, que suelen ser ultraprocesados (bollería generalmente),  que además, afecta negativamente también a mi organismo , la cantidad de conservantes y demás componentes “tóxicos”.

¿Qué podemos hacer para mitigar está situación?

Dado que no podemos evitar enfermar o que nuestra familia enferme, sí podemos practicar ciertos ejercicios como respiraciones suaves, ejercicios al aire libre o yoga, una práctica que me ha encantado y que por motivos varios, no puedo practicar. 

Puede parecer una tontería, a priori, pero os aseguro, que a mi me ha ayudado mucho no sólo emocionalmente, también físicamente, me han dejado de doler la espalda y las lumbares.

Con esto quiero deciros, que a pesar de las dificultades que podamos encontrarnos cada día, no debemos tomarlas como excusa sino afrontarlas y optar por una alimentación sana y equilibrada.

Debemos priorizar nuestra salud y debemos saber, que si cuidamos nuestra alimentación, ya estamos dando un gran paso, que también afectará a que el sueño, aunque sea “corto”, sea de calidad y reparador.

Esto va  haciendo que nuestros días, sean más relajados y no recurramos a la comida basura para sentir placer o mitigar nuestro mal estar. 

Así que, os animo a hacer más “relajación” y ser conscientes de lo que le ocurre a nuestro cuerpo.

Hay que cuidarlo, ¡¡ que sólo tenemos uno !!

Ya se sabe, ” mens sana in corpore sano”

😉 Loli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s