Lentejas veganas

En mi casa las lentejas siempre iban acompañadas de chorizo, morcilla y tocino, de hecho ahora mismo tengo dos ollas en funcionamiento, en una están con todos sus complementos, en la otra con mucha verdurita, y os aseguro que huele muchísimo mejor.

Después de un Diciembre de muchísimos excesos ya tenia ganas de volver a la normalidad, lo necesitaba, mi estomago ya no esta acostumbrado a esas comidas tan copiosas y me lo esta haciendo pagar con creces.

En esta ocasión están preparadas en olla lenta, las podemos preparar de forma tradicional y en aproximadamente una hora tendremos un plato riquísimo, pero las legumbres cocinadas despacito son otro nivel.

Si cocinamos la lentejas en “Baja” las tendremos que dejar unas 7 horas, yo en esta ocasión las prepare en “Alta”, y en 4 horas estaban perfectas; recordar que el tiempo también puede cambiar depende de la marca de vuestra olla así que adaptarla a vuestra necesidad.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 200 gr de lentejas
  • 1 calabacin
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 lata de tomate triturado
  • Caldo de verduras o agua
  • 1 cda de pimentón
  • Sal

Elaboración

Hay gente que pone las lentejas a remojo, otras personas no, eso os lo dejo a vuestra elección, yo esta vez no las puse pero normalmente sí lo hago.

Primero pelamos, partimos y troceamos las verduras y las patatas, el calabacin no hace falta pelarlo si no queremos, pero también lo partimos en trozos pequeños.

Otro paso opcional es el de sofreír la verdura, a mi me suele gustar más el resultado, pero hoy no tenia tiempo, así que se fue todo directamente a la olla. Como dice Marta Miranda, creadora de la web Crockpotting, y escritora de varios libros sobre este tipo de cocina, nos marcamos un “#topadentro”

Así que añadimos en nuestra olla todos los ingredientes, sin más, cubrimos nuestras lentejas con unos dos dedos de caldo o agua, dejamos cocinar unas 4 horas en “Alta” y … Et voilà!

En Slimming World esta receta es libre.

En cuanto a Weight Watcher, también sera libre si hacemos DNC, en el resto de métodos solo habrá que puntuar las lentejas y las patatas.

😉 Angela


Gachas de avena al horno

¡Quién me iba a decir a mi que me iba a gustar tanto la avena!

Creo que yo era una de esas personas que pensaba que la avena era solo para el ganado, veía como se la daban a los caballos y bajo ninguna circunstancia me iba a llevar yo eso a la boca…¡Vamos hombre! ¿Estamos locos?

Pero cuando empece a cuidar mi alimentación empece a ver como todos la comían, desayuno clásico de deportistas, e ingrediente de multitud de preparaciones.

Así que me anime, compre un paquete de copos de avena, los puse en un tazón, añadi leche por encima y para dentro: ¡madre mía que cosa más mala! Pero si esto se queda en la garganta y no pasa, el paquete se va a una esquina de la despensa (porque eso sí, aquí no se tira nada) durante un tiempo indefinido.

Meses después, empiezo a ver que mucha gente se prepara “Overnights Oat”: en un bote dejan avena en leche o yogur y le añaden frutas, dejándose reposar toda la noche (de ahí su nombre). Pues eso sí esta bueno, y sacia muchísimo, pero mi cuerpo no lo tolera, me hace una bola en el estomago y estoy todo el día con un malestar increíble.

Más tarde me animo a probar el Porridge, y ¡eso sí!, ríquisimo y además no me sienta mal.

Eso me hace darme cuenta que la avena cocinada me sienta fenomenal, ademas de dar una sensación de saciedad enorme; de aquella solía hacer siempre DNC, y como es uno de los alimentos aptos comencé a preparar numerosos platos con ella (el Porridge Bread fue todo un éxito)

Hoy os propongo una receta diferente, no es ni un porridge ni un bizcocho, es algo intermedio pero que esta realmente bueno.

En Slimming World, usando el HeB diario, solo puntuaría la fruta, porque esta cocinada, en este caso sería 1 Syn. Dentro de las opciones de Weight Watcher, en DNC no puntuaría, el resto de métodos calcular según ingredientes.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 40 gr de copos de avena
  • 2 huevos
  • Edulcorante al gusto
  • 50 gr de fruta, entre arándanos congelados y fresas

Elaboración

Esta es una de las preparaciones que casí no merece la pena ni poner la elaboración: precalentamos el horno mientras mezclamos los ingredientes ( solo mezclar, sin triturar), y horneamos hasta ques este dorado.

Y ¡a desayunar!

😉 Angela

Chutney de Calabaza sin Azúcar 

¡Hola tod@s! Mi nombre es Sandra, soy amante de la cocina, y me alegra poder compartir alguna de mis recetas en esta web.

Hago cocina baja en calorías, sin azúcar, y sigo el método Slimming World. Además, soy una enamorada de las ollas lentas, aunque no digo que no a otras formas de cocinado 😉

Os presento mi Chutney como primera receta. Hace mucho tiempo que me llamaban la atencion los Chutneys (esas mermeladas “saladas” pero dulces). Los he visto de tomate, de manzana, de mango… Me llamaba la atención esta mezcla agridulce que no llega a ser una mermelada, pero tampoco una guarnición.

Pero siempre que lo iba hacer me he echado para atrás al final por la cantidad de azúcar que llevaba. Incluso las recetas para olla lenta se pasaban de azúcar.

Así que empecé a dar vueltas a cómo poder hacerlo sin azúcar y me acabé haciendo un Chutney muy rico (y no es por echarme flores, pero es que estaba muy bueno) que combina bien con quesos, naturalmente por ejemplo con el queso Manchego, o también con quesos menos calóricos como el queso fresco, o el queso Burgos. También sirve como buen acompañante de una carne, como por ejemplo el solomillo de cerdo o una pechuga de pollo, o simplemente en una tostada (simple pero delicioso).

Como yo hago el método Slimming World, solo hay que puntuar los 100 gr de manzana porque se calientan, por lo que serian 2,5 syns para todo el bote. 

Ingredientes

  • 200 gr de calabaza 
  • 100 gr de manzana Golden
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 1/4 o un poco mas de cebolla
  • Un trocito de jengibre fresco

Para el Aliño:

  • 2 cda de zumo de limón
  • 1/4 cdta de canela
  • Un chorro de vinagre de manzana
  • 1/2 taza de agua.

Elaboración

Picar muy fina la calabaza, la manzana, el pimiento, la cebolla y el jengibre y mezclarlo todo.


Aliñar con el zumo de Limón, la canela, el vinagre y la media taza de agua, mezclar otra vez y poner en la olla ( yo lo puse en molde de silicona) 4 horas en alta y luego media hora mas sin tapa. 

 Le pasé el aplasta patatas para hacerlo más puré pero con trocitos y después lo metí en un bote de cristal, aún caliente. Lo cerré y lo dejé enfriar cabeza abajo.

Ya veis que no es complicado. Espero que os guste tanto como a mi.

😉 Sandra

Aguja de cerdo guisada en olla lenta

La olla lenta tiene un poder mágico: convertir cortes de carne de segunda categoría en platos espectaculares.

En mi casa se ha convertido en una herramienta indispensable, bueno, más bien herramientas porque la familia esta aumentando: a la olla de 3,5 litros, se ha unido una de mayor tamaño ( 6,5 litros) porque a veces se nos quedaba corta: cuando quiero hacer grandes cantidades de caldo, con piezas de carne grandes, para asar la calabaza,…

Una de esas piezas de carne que más nos gusta cocinar despacito es la aguja de cerdo, tanto para guisar, como para preparar Pulled Pork, queda tierna, jugosa, deliciosa.

Esta Nochevieja preparamos esta receta, que además no nos dio nada la lata, unos minutos de preparación y a dejar a la maquinita trabajar sola.

Esta receta no esta puntuada, pero como veréis es super ligera, sana y completa.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 1 pieza de aguja de cerdo, esta pesaba algo más de kilo y medio
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 3 zanahorias
  • Pisto casero ( si no lo tenemos preparado podemos añadir más verduras: tomate, pimientos, calabacin …)
  • Patatas
  • Sal y especias al gusto
  • AOVE

Elaboración

Hay varios tipos de olla lenta, en algunos podemos poner su cubeta al fuego para sofreír directamente en ella, en otros, tenemos que hacer este paso previo en una sarten u olla aparte.

Sea como sea, partimos la verduras y la sofreímos en una cucharadita de aceite de oliva, esto mejora el sabor bastante.

Ponemos estas verduras en la cubeta, ya dentro de su carcasa, y le añadimos el resto de los ingredientes, no hace falta añadir nada de agua, pues durante la cocción la carne soltara todo su jugo.

Ahora encendemos nuestra olla, seleccionando la opción “baja” y la dejamos cocinar unas 8 horas; yo lo deje por la noche para al día siguiente continuar con la receta.

Una vez pase ese tiempo, sacamos la carne de la cubeta, con cuidado si queremos presentarla entera porque os aseguro que queda tan tierna que se deshace sola, y trituramos las verduras para hacer la salsa.

En esa misma salsa, añadimos las patatas peladas y troceadas y cocinamos durante 3 horas en “alta”.

Ahora solo hay que servir y sobretodo disfrutar.

😉 Angela

Sorpresa de pollo dulce de Silvi Martoro #RetoPolloPollo

¡Buenas! ¿Qué tal vais? Aquí estamos a punto de congelación, vaya cambio de tiempo de repente…

Voy a aprovechar que no esta el día como para dar paseos por la calle, y subir alguna cosa que tengo pendiente.

Como ya sabeis, nuestros inicios fueron en un Grupo de Facebook, en el que procuramos estar diariamente activos, aunque como todo, hay épocas con mayor movimiento que otras (veréis en Enero, con los propósitos del año nuevo como empieza a querer cuidarse todo el mundo a la vez…)

De vez en cuando organizamos algún reto, para incentivar la participación de los miembros, y en el ultimo, pedíamos recetas saludables en las que el pollo fuera el protagonista.

Pues hoy os traigo la receta ganadora, de nuestra super compañera Silvi Martoro

Sorpresa de pollo dulce

Ingredientes

  • Muslos de pollos
  • Ajos
  • Uvas sin semillas
  • 2 patatas chascadas
  • 100 ml de vermouth rojo
  • 1 cd de AOVE
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

Precalentar el horno a 180°

Poner a fuego fuerte una sartén apta para horno, mientras untar el pollo por todas partes con el aceite, la sal, la pimienta y ponerlo en la sartén, dorarlo unos minutos a fuego fuerte.

Chafar los dientes de ajo sin pelarlos y agregarlos al resto, incorporar los granos de uva.
Darle la vuelta al pollo, verter el vermouth y las patatas.

Introducir la sartén en el horno, asar el pollo durante 40 minutos o hasta que esté hecho y quede una salsa reducida y caramelizada; verter un chorrin de agua para que la salsa, quede más homogénea.

Dejar reposar 5 minutos y disfrutar.

¡Muchisimas gracias Silvi!

Y por supuesto, gracias también al resto de los participantes, iremos subiendo más recetas de nuestro #RetoPolloPollo