Tortilla de aguacate, gambas y salmón

Madre mía, madre mía, no os podéis imaginar lo que me sorprendió esta tortilla, ¡increíblemente buenísima!

Ayer era uno de esos días raros, en los que no te pasa nada pero no te encuentras bien, que no te duele nada pero te molesta todo, que tienes hambre pero no te apetece comer (y mucho menos cocinar), al final va a ser verdad que los cambios de estación nos afectan más de lo que pensamos…

Así que llegue a la hora de la cena, sin nada preparado, nada pensado y un paquete de gambas descongelado; abrí la nevera y se me iluminó la bombilla: ¡aguacate! Eso levanta el ánimo seguro.

Un breve inciso: el aguacate es muy calorico, sí, pero también muy sano; si te gusta y estás intentando bajar peso, no abuses, pero tampoco lo elimines de tú alimentación.

Como sabéis yo ahora mismo estoy haciendo Slimming World, y en este método 100 gramos de aguacate son 9.5 Syns: pesamos, puntuamos, descontamos de nuestro capital diario y listo. Prefiero mil veces gastarme mis puntos en este alimento que en puntuar patatitas, chuches,… que al final son calorías muertas, que no aportan nutrientes a nuestro organismo.

Y ya sin más: ¡A cocinar!

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 100 gr aguacate
  • 200 gr de gambas
  • 1 lata de salmón pequeña
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Sal

Elaboración

En este caso yo la prepare en la Cecofry, pero como la cubeta es muy grande, utilice un molde de tartas desmontable, así queda más alta y es super fácil de sacar a un plato.

Primero partimos la cebolla y el ajo en trocitos pequeños, y ponemos en la cubeta un flush de aceite y cocinamos en el menú “patatas fritas” (o en la sartén si lo hacemos de forma tradicional), pochamos el ajo y la cebolla, y cuando este transparente añadimos el aguacate partido en dados y el salmón. En este caso utilice una lata de salmón, pero podemos aprovechar restos que nos hallan quedado, e incluso utilizar salmón ahumado.

Batimos los huevos y le añadimos la mezcla anterior.

Ahora solo tenemos que cuajar en una sartén nuestra tortilla, en mi caso, en un molde en el menú horno, hasta que este lista.

En Slimming World, solo puntuaría el aguacate y yo pondría otro punto por el aceite; para Weight Watcher, adaptar a vuestro método, pero en DNC pasaría lo mismo.

Sacia muchísimo, así que nos saldrán unas cuatro raciones que podremos acompañar de una buena ensalada.

😉 Angela

Anuncios

Tortilla de patatas y calabacín

¡Madre mía qué frío! Ayer estaba nevando, y aunque no llego a cubrir hasta los charcos están congelados…

Yo soy igual que una niña pequeña y llevo toda la mañana saltando charcos y rompiendo el hielo con unas botas de agua; pero ayer a la hora de hacer la cena no apetecía nada salir a comprar, así que había que arreglarse con lo que teníamos en casa: calabacines, patatas y huevos: ¡Tortilla!

No penséis que con esos ingredientes no podemos preparar más cosas, la tortilla es mi perdición, pero hay muchas más cosas: un revuelto de calabacín y muchas especias, calabacín a la plancha con unos huevos preparados de la misma forma y acompañado de unas patatas cocidas, un rollo o un pastel de verduras,…

No os podéis imaginar la de recetas que se pueden preparar con cuatro cosas y un poco de imaginación, no hace falta ingredientes especiales, caros y difíciles de conseguir para preparar platos increíbles.

Así que hoy vamos con un clásico…

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 4 ó 5 patatas
  • 2 calabacines pequeños o 1 grande
  • 1 cebolla
  • 5 huevos
  • 1 cd aceite de oliva virgen extra

Elaboración

La verdad es que está receta no tiene nada de especial, prácticamente todo el mundo sabe hacer una tortilla, pero sigue siendo una de las comidas más ricas que existen. Yo hoy no le puse cebolla porque no me quedaba, pero para mí la necesitaba.

Lo primero que hacemos es pelar, lavar y partir las patatas en trocitos; con la cebolla hacemos lo mismo. El calabacín es otra historia, podemos pelarlo o dejarle la piel, partirlo a trozos o laminarlo, eso es cuestión de gusto.

Una vez partido, salamos y reservamos.

Ahora tenemos varias opciones según las calorías que queramos añadirle al plato: podemos pochar en abundante aceite todos los ingredientes ( en este caso, yo añado el calabacín un poco más tarde que las patatas con la cebolla); podemos ponerlos en el microondas en un papillote, y si disponemos de ella, podemos prepararlos en nuestra freidora sin aceite (25 min en el Menú Patatas)

Lo que yo siempre hago es cuajarla en una sartén normal, bato los huevos, añado el resto de los ingredientes preparados como hayamos decidido, y en una sartén con una gotita de aceite repartida con una servilleta, cuajo la tortilla, más o menos hecha, a gusto del comensal. Probé a cuajarla en el microondas pero no me dió más, y en la Cecofry es muy cómodo, pero para tortillas muy grandes.

Y tú, ¿Qué prepararías con estos ingredientes?

😉 Angela

Pasta con coliflor “camuflada”

Hoy vengo a hablaros de esta receta pasta con coliflor y anchoas, sencilla, rica y una manera diferente de comer coliflor…

Esta receta la hago gracias a la tía de mi marido que vive en Italia y ya sabéis que allí la pasta mmm.

Lo primero que os tengo que contar es que no sabe a coliflor os lo aseguro, de hecho, ha pasado por la prueba de fuego, mi marido… jiji, que no toca la verdura ni con un palillo. Ya os he contado alguna vez que he desistido con su alimentación, después de 20 años no puedo luchar más.

Una de las veces que vino su tía me dijo, hoy vamos a hacer pasta con coliflor y anchoas, yo me quedé muy sorprendida, pero me llamaba mucho la atención, y a la vez le dije, “a tu sobrino habrá que hacerle otra cosa…” a lo que ella me contestó mi sobrino ¡¡ni se va a enterar!!.

Ese día le cambiaron el turno y no comió en casa, pero cuando llegó a casa le preguntó a su tía que habíamos comido, y el le dice que pasta con una carbonara muy rica… Ja ja… Y el tan chulito dice este tupper me lo llevo mañana y nos lo comemos entre mi compañero y yo… Al día siguiente “¡¡que rica la pasta!!” : ninguno de los dos se enteró de que era coliflor.

Así que os podéis imaginar, de vez en cuando hago este plato ya que es de las pocas veces que come algo de verdura y no lo puedo desperdiciar, es un buen método para engañar un poco a quien no le guste la verdura y podéis sustituir las anchoas por otro alimento, pero si os gustan la combinación de sabor es espectacular!.
Vamos con la receta.

Ingredientes

  • pasta(yo 260 gramos)
  • coliflor (a gustos)
  • anchoas(yo un bote de 90 gramos)
  • 3 ajos
  • sal
  • laurel (opcional)

Elaboración

Lo primero ponemos a hervir agua con la hoja de laurel y sal, yo siempre pongo a cocer así la pasta, pero cada un@ como tenga costumbre.

Mientras en un papillote grande ponemos la coliflor en trocitos en el microondas, de cinco minutos en cinco, también la podemos cocer, pero así huele menos… No os importe que quede blanda, porque luego la tenemos que aplastar con un tenedor.

Echamos en la sartén el aceite de las anchoas y los tres ajos picaditos, pero lo ponemos a calentar junto, a la vez.

Cuando se doren un poco los ajos añadimos las anchoas en trocitos y sofreímos otro poquito, cuando tengamos la coliflor “aplastada” lo juntamos todo.

pastacoliflorsarten

Cuando esté cocida la pasta, escurrimos y mezclamos todo, servir inmediatamente…
Como he dicho antes podéis sustituir las anchoas.

 Otra variante que he probado ha sido con brócoli (sustituyendo la coliflor) y añadiendo manzana a cuadrados pasada por el micro un pelin, y una lata de atún, también está muy buena así pero al ser verde no podremos “engañar”.

Espero que os gusten las recetas y que si hacéis más combinaciones, nos las contéis.

 Muacks 🙂 Lidia

Tortilla de espinacas

Hola de nuevo!

Hoy os traigo una receta muy sencilla y bastante sana, con tan sólo 3 ingredientes es una salvavidas!

Parece una tontería pero nunca se me había ocurrido hacerla, hasta que un día en una de las reuniones de Slimming World comentaron que para evitar abusar de la patata (que no es muy amiga de ayudarte a perder peso) probásemos a sustituirla por otro vegetal que nos fuese bien como las espinacas, calabacín, zanahoria, etc o incluso champiñones. En ese momento sólo pensaba en lo buena que está la tortilla de patatas y en qué podría sustituir a la patata… Y justo ahí pensé en probar con las espinacas y oye, no es lo mismo pero hace una tortilla bastante rica y tardas mucho menos en prepararla.

INGREDIENTES:

  • 1 cebolla
  • 5 huevos
  • 200g de espinacas, más o menos

 

ELABORACIÓN:

Esto ya no tiene ningún misterio oiga, picamos la cebolla en juliana finita y la ponemos a pochar con un poquito de aceite, yo le echo una cucharadita de AOVE. Cuando esté por la mitad más o menos le echamos las espinacas, que muy probablemente harán el amago de desbordar por la sartén. No os preocupéis por esto, que si no lo sabéis ya, las espinacas reducen enseguida en cuanto las cocinamos, en un par de minutos ya estarán hechas. Nos vamos a quedar con una sartén más o menos tal que así:

20180531_192055

Mezclamos con los huevos como toda la vida en un bol aparte para asegurarnos de que está todo bien integrado con el huevo, añadimos sal al gusto y a la sartén de nuevo.

20180531_192303

Aquí ya dejamos que se haga como nos guste, yo no puedo evitarlo pero me encanta cuando se queda un poquito sin cuajar por dentro. Esta vez no lo conseguí porque me entretuve demasiado haciendo fotos (ejem, ejem). ¡Espero que valoréis los sacrificios que hacemos los que escribimos en este blog!

Cuando terminemos nos quedará algo como la foto debajo de estas líneas, y en la foto de portada de la receta podéis ver cómo queda por dentro también.

Las puntuaciones serían 10 pp, 10 sp y 0 sf para Weight Watchers y entraría dentro de los alimentos libres de Slimming World siempre y cuando esté cocinado todo en casa, tal y como en ésta receta.

20180531_193554

Como comentaba al principio podemos añadir otros vegetales o setas, con champiñones y/o setas variadas me consta que está muy buena también 😉

Espero que os haya gustado!!

😉 Selene

Huevos a la escocesa ligeros

Llevo muchísimo tiempo queriendo preparar esta receta, pero claro, originalmente los “Huevos a la escocesa” son huevos cocidos recubiertos de una mezcla de salchicha molida, rebozados y fritos en abundante aceite; así que como siempre versionamos esta clásica comida para que sea mucho más ligera.

Podemos tomarlos calientes, acompañados de una salsa, o fríos, de hecho es típico llevarlo a los picnic, así que como ahora, por motivos de laborales, me tengo que llevar la comida preparada de casa me vienen fenomenal.

Vamos a utilizar carne picada en vez de salchichas, pero eso sí, pediremos en la carnicería, si no podemos hacerlo nosotr@s mismos, que nos la piquen, pues la carne picada envasada contiene añadidos que no necesitamos (grasas, colorantes, conservantes,…), así nos aseguramos de estar comiendo carne de verdad, además recordar que para que nos sirva para DNC y para Slimming World, debe tener menos de un 5% de grasa, así que si podemos escoger la pieza que vamos a picar mejor que mejor.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 7 huevos
  • 500 gr carne picada
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • Harina
  • Pan rallado (podemos sustituir por salvado de avena)
  • Sal y pimienta

Elaboración

Cocemos 6 huevos, y una vez cocidos los dejamos en agua fría. Pelamos y reservamos.

Picamos la cebolla y el pimiento muy finito, yo le doy un par de golpes en la trituradora, para que no protesten mucho en casa, se lo añadimos a la carne que se integre bien y salpimentamos. Podemos añadir las verduras que queramos, tengo pendiente ponerle también espinacas.

Enharinamos los huevos, muy levemente, para que se pegue la carne, creo que la próxima vez probare a omitir este paso, no creo que sea imprescindible; y vamos cubriendo con la mezcla de carne y verdura.

Batimos un huevo, y rebozamos con pan rallado o salvado de avena.

Los ponemos en una bandeja de horno, y horneamos unos 20 minutos a 200º, hasta que lo veamos dorado.

Servimos acompañado de una ensalada.

En mi casa ya se han rebautizado como albóndigas rellenas de huevo, y creo que se van a convertir en un básico para las excursiones.

😉 Angela