Pote de Kale

El Kale o col rizada, es un alimento que se ha puesto muy de moda en los últimos años, algunos lo consideran un Superalimento, por su poder antioxidante, la gran cantidad de vitaminas que tiene, su contenido en calcio, en fibra, y sus pocas calorías.

Podemos encontrar multitud de recetas en las que se añaden a batidos, se toman en ensaladas, o se preparan unos saludables Chips de Kale, tan solo horneando esta col.

Pues a mi no me gusta nada, ni en crudo ni cocinado, los snacks me resultan demasiado amargos, y la textura en ensalada no me resulta agradable.

El otro día quería preparar un pote de berzas, y no conseguí encontrarlas en ninguna frutería cercana a mi casa así que decidí arriesgarme, y probé a utilizar un par de bolsas de Kale, y ¡Así, sí! ¡Riquisimo!

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 1 zanca de pollo, limpia de grasa y de piel
  • 1 hueso de jamón o lacón
  • 1 chorizo y 1 morcilla de calidad, yo utilizo los elaborados por Tania Nicolás (www.deliciosoysaludable.com), tanto por el tema de los puntos cuando puntuo, como por estar segura de lo que consumo, sin aditivos ni porquerías de esas
  • Kale (dos bolsas del Lidl en este caso)
  • Patatas
  • Curcuma, pimenton, sal

Elaboración

Lo primero es darle un hervor al kale, para quitarle el amargor, después escurrimos y reservamos.

En una olla ponemos el pollo, el hueso de jamón, el chorizo y la morcilla (si usamos los de Tania los ponemos a última hora pues se hacen enseguida), añadimos las patatas peladas enteras o partidas a la mitad si son muy grandes, y añadimos el kale; cubrimos de agua y ponemos una cd de curcuma y otra de pimentón, tenemos mucho cuidado con la sal por culpa del jamón.

Lo dejamos una media hora a fuego medio, corregimos de sal, y en cuanto las patatas estén blanditas apagamos.

¡Listo! Servimos y a la mesa

😉 Angela

Anuncios

Falsos callos con garbanzos

Pensaba hacer unos callos veganos, pero me vine arriba, así que al final esta receta de vegetariana no tiene nada, aunque podemos quitarle el chorizo y el jamón en el caso de no querer añadir productos animales a nuestra alimentación, y quedará igualmente muy rico.

Yo nunca fui muy amiga de los callos, vamos, si los tengo que comer los como, pero me dan un poco de “repelús”, en cambio esta versión me encanta. La salsita, podemos hacerla similar a la original, aunque como siempre, aquí intentamos evitar las grasas en exceso.

El otro día os comentaba que tenemos que añadir más verduras y hortalizas en nuestra alimentación, pues esta receta es fantástica para los carnívoros a los que no les gusta ver el verde en sus platos, puesto que el ingrediente principal de esta receta, no es más que unas buenas setas, y os puedo asegurar que está deliciosa.

Yo solamente solía utilizar las setas para hacer cachopos, o revueltos, pero cuanto más experimento con ella, más me gustan.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 2 tomates enteros pelados
  • 1 diente de ajo
  • 500 gr de setas
  • 1 chorizo de pollo de mi amiga Tania Nicolás (www.deliciosoysaludable.com)
  • 1 par de rodajas de jamón cortadas en tiras o unos taquitos
  • Sal
  • Especias para chorizo (opcional)
  • Pimentón dulce o picante
  • Pimienta
  • Tabasco (opcional)

Elaboración

Picamos la cebolla, el puerro y el ajo, y lo sofreímos unos minutos (yo no uso aceite, pero podéis poner 1 cta)

Añadimos las setas, cortadas en trozos, salamos y rehogamos hasta que disminuyan de tamaño; entonces salamos (muy poco), especiamos y añadimos el chorizo y el jamón picadito; mezclamos bien y añadimos los garbanzos, que habremos aclarado bien.

Dejamos cocinar a fuego medio durante cinco minutos más, corregimos de sal si fuera necesario y ¡listo!.

En la versión vegetariana de esta receta, es decir, sin jamón ni chorizo, solo puntúa los garbanzos en pp y sp, siendo gratuita en el resto de métodos.

Si hacemos la receta completa, debemos pesar y puntuar el chorizo de pollo y el jamón para pp y sp; pero para los demas métodos, solo el jamón, pues los chorizos que nos prepara Tania serian libres tanto en DNC, Flex, como en SW.

¡Probarlo! y contarnos después…

😉 Angela

Sarmale

¡Hola! No se si sabéis que yo soy de Rumanía, pues hoy os traigo un plato típico de mi tierra: “sarmale”, lo hemos heredado de los turcos, en turco significa “enrollado” o “envuelto”.

Este plato es muy festivo y no falta en las Navidades, Pascuas, bodas, bautizos, cumpleaños,… en todas las fiestas importantes.
Es una receta muy minuciosa, que lleva su tiempo; os recomiendo que la hagáis de un día para otro
Otra cosa… se hace con col en salmuera ( en España se encuentra en tiendas rumanas, búlgaras, ucranianas de productos de alimentación), pero si no tenéis pues con repollo fresco.
Y ahora sí…
¡A cocinar!

Ingredientes

  • una col grande o dos medianas
  • 1 kilo carne picada ( mitad cerdo mitad ternera)
  • 75 gr arroz
  • 2 cebollas
  • aceite
  • 100 gr bacon
  • 4 o 5 cucharadas tomate frito o natural
  • sal a gusto
  • tomillo

Elaboración

Picamos la cebolla fina y la sofreímos en aceite; cuando empieza a tomar tono dorado añadimos el arroz y removemos bien.
Añadimos la carne, las especias, la sal y 2/3 cucharadas de tomate.
Ahora preparamos la col: primero la deshojamos; después, se corta la parte gruesa de cada hoja y se hierve hasta que estén tiernas.
Se cortan en dos y se rellenan de la masa de carne (Aquí os recomiendo ver vídeos en YouTube para saber enrollar sarmale).
Cortamos en juliana el resto de col que no usamos anteriormente, y lo que queda en el fondo de la olla, junto con los trozos de bacon, y encima colocamos el sarmale una al lado de otra en forma de caracol (en Internet podéis ver imágenes de como se colocan también).
Hervir en la olla ( en el caso de que utilicéis ollas tipo Gm: presión alta 30 minutos) Tienen que quedar tiernas y que se note el arroz blandito dentro.
Servimos con puré de patata y nata espesa.
¡¡Espero que os gusten!!!!
😉 Mihaela

Patatas con tomate

Hoy una receta de patata… ¡¡Me encantan las patatas!!

Esta receta es de mi madre, ¡la auténtica claro!, está es mucho más ligera, porque la verdad que mi madre cocina muy sano, todo o casi todo lo hace ella casero, y en su casa pocas patatas fritas ni “fritos” hemos comido, pero estás patatas en la receta original van fritas y que ricas están…
Todavía me acuerdo cuando le decía a mi madre ¿que hay para comer? Y me decía ¡patatas con tomate¡ jiji

.

Asi que algo había que hacer para aligerar estas patatas y la verdad que quedan riquísimas

.

Eso si, si os animáis a hacerlas os recomiendo que las hagáis con tomate frito casero… es la clave de estas patatas…
Vamos con la receta.
¡A cocinar!

Ingredientes

  • 2 cebollas (300 gramos)
  • 850 gramos de patatas (ya peladas)
  • 450 gramos de tomate frito (el mio casero)
  • 1 CD de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

Lo primero que haremos será pelar y cortar la cebolla, a mi me gusta más bien pequeña pero eso ya a gusto de cada un@, y la pondremos en un papillote (molde de silicona con tapa para microondas) unos 4 minutos y medio.
Mientras pelamos y cortamos las patatas, bien redondas, o bien como si fueran para tortilla, y una vez blanda la cebolla la pasamos a una sartén con la cucharada de aceite a fuego bajito, y, ponemos la patata en el papillote con un chorrito de agua, unos 6 minutos, sacamos removemos y otros 6 minutos má; aquí ya tendréis que ver que quede blanda porque al no ser frita y llevar poco aceite sino se nos pegará después…
patatas
Una vez hecha la patata, la juntamos con la cebolla y cocinamos un par de minutos, salpimentamos y añadimos el tomate…
Probar, y si han quedado algo duras metemos al horno unos minutos.
patatatom
Están mejor hechas con antelación osea unas horas antes o bien de un día para otro; y como acompañamiento de unos huevos, carne, pescado y una buena ensalada o verdura tendremos una comida rica y completa.
Muacks 😉 Lidia

Sopa de ajo

Hoy traemos un plato, bueno, barato y contundente para los fríos días de invierno, unas buenas sopas de pan, o de ajo, de las dos maneras se les llama.

Su principal ingrediente, como su nombre indica, es el pan, alimento tan denostado durante mucho tiempo, pero que, afortunadamente hoy en día ha recuperado el sitio que se merece en una alimentación saludable.

El pan integral aporta, vitaminas, minerales y mucha fibra, muy necesaria para evitar el estreñimiento, directamente relacionado con el cáncer de colon, a parte de no tener apenas grasa.

Por tanto amigos a consumir, siempre con moderación, buenos panes integrales.

Vamos con la receta.

Ingredientes

  • 200 grs de pan, en mi caso integral, 15 pp, 15 sp, 15 sf.
  • 8 grs de AOVE, 2 pp, 2 sp, 2 sf
  • 50 grs de jamón curado sin grasa, 2 pp, 2 sp, 2 sf.
  • 1/2 chorizo de pollo, 1 pp, 1 sp, 0 sf.
  • 1 huevo y 2 claras, 2 pp, 2 sp, 0 sf.
  • Pimentón, dulce o picante, sal, ajos.
  • Unas hebras de azafrán.
  • 1 litro de caldo de pollo, 1 pp, 1 sp, 1 sf.

Elaboracion

Picar muy menudo el pan, poner a cocer con el caldo de pollo y el azafrán.

En una sartén poner el aceite con los ajos chafados, cuando estén doraditos, añadir el jamón y el chorizo picados, pimentón, dar unas vueltas y echar un poco del caldo donde se está haciendo el pan.

Añadir este sofrito a la sopa, dejar cocer hasta que esté a nuestro gusto. En este punto batir el huevo y las claras y añadir a la sopa, mezclar bien, y listo para degustar.

;)Aurora