Pan proteico

A menudo, cuando estamos a dieta o comiendo sano, buscamos panes que sean lo más naturales posibles.

Por desgracia, en estos últimos años se ha comercializado mucho con el pan, se ha extendido su venta a todo tipos de comercios y hoy en día, podemos comprar pan todos los días y calentito, cosa impensable hace unos años, cuando no había pan los días festivos , el 1 y el 6 de Enero, el 25 de Diciembre, etc.

Sin embargo, la calidad del pan deja mucho que desear, en la mayoría de los casos, está hecho con harinas de mala calidad, para abaratar el coste de la producción y obtener más beneficios.

Paralelamente, son muchos los centros comerciales y panaderías de barrio que están optando por hacer panes más sanos, con granos enteros e integrales, que son una buena opción, aunque lo ideal es hacer tu propio pan.

Hasta hace unos meses, yo lo hacía de centeno integral, pero ese, ¡es otro tema!. Una buena opción, es el llamado “pan proteico” sin ningún tipo de harinas (al igual que en el caso del Pan de Nube), ahora que está muy de moda lo fitness, muy fácil de hacer y delicioso, además, muy versátil, que podemos rellenar de verduras, lechugas, tomates….ummm, ¡que rico!

Además este pan sería totalmente apto para DNC en todas sus versiones, tampoco puntuaria en Flex, ni en SW; y en el resto de los métodos por 1 puntito tendremos nuestro pan.

Os paso la receta por si os apetece hacerlo.

Ingredientes

  • 3 claras de huevo, yo las compro en Mercadona 0pp / sp
  • 1 lata de atún al natural 1 pp / sp
  • Sal y orégano, opcional.

Elaboración

Batimos todos los ingredientes juntos con la batidora y los echamos en un molde , yo uso dos tuppers.

Los metemos en el micro 3/4 minutos.

panproteico.jpg

Cuando esté cuajado, los doramos un poquito en la sartén, por ambos lados.
Listo y a rellenar de lo que queramos.

IMG-20180722-WA0112.jpg

¡Espero lo disfrutéis tanto como yo!

😉 Loli

Anuncios

Arepas de maiz, avena y espinaca

Los antiguos egipcios eran enterrados con objetos que consideraban necesarios después de la muerte, porfavor, ¡enterrarme con un plato de estas arepas! ¡Indispensables!

Las arepas son una especie de tortillas de maíz (normalmente se utiliza harina de maíz precocida en su elaboración), típicas de países como Venezuela y Colombia, aunque ya están extendidas por todo el mundo. Se pueden tomar solas, sustituyendo al pan, pero lo más típico es rellenarlas, y ahí podemos jugar con un montón de opciones.

A mi me encanta el sabor de la harina de maíz, así que aprovecho para recordaros la receta de Tortos , que como dije en su momento, no es lo mismo que los típicos tortos asturianos, pero esa versión siendo mucho más ligera, esta buenísima.

Y como lo de “tunear” las recetas es lo nuestro, vamos a hacer una versión un poco diferente de las arepas,

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 120 gr harina de maíz (13 sp/ 13 sf/ 12 pp)
  • 120 gr copos de avena (11 sp/ 11 sf / 12 pp)
  • 1 bote de espinacas cocidas
  • 1 vaso de agua
  • Sal

Elaboración

Lo primero que haremos es lavar y escurrir muy bien las espinacas, las pondremos en un colador y presionaremos para que pierdan la mayor cantidad de agua posible.

En un bol, mezclaremos la harina de maíz, los copos de avena y las espinacas, removemos bien y vamos incorporando el agua poco a poco, hasta hacer una masa no demasiado densa, pero que podamos manejar.

masa.jpg

La dejamos reposar unos cinco minutos para hidratar la avena.

Calentamos una sartén antiadherente, si es necesario engrasamos un poco para que no se pegue (yo lo hice en Cecofry); mientras vamos formando bolitas con la masa y aplastamos para formar las tortitas, después solo tendremos que ponerlas en a sartén unos 5 minutos por cada lado.

arepassarten.jpg

Ahora podemos dejarlas enfriar un poco para partirlas a la mitad y rellenar con lo que más nos guste.

Con esta cantidad salen 6 unidades, acordaros que en DNC sólo puntuará la harina de maíz, así que nos saldrán mejor todavía de puntos.

arepasrellenas.jpg

😉 Angela

Empanada lo más sana posible

Buenas, hoy vengo a hablaros de la empanada, uno de los alimentos que parece totalmente prohibido cuando estamos a dieta o haciendo algún plan de comida sana.

Y verdaderamente para que sea empanada lo tenemos un poco más difícil si la queremos hacer ligera, ya que la masa contiene muchas calorías.

A mí la que más me gusta es la empanada con hojaldre crujiente, porque hay diferentes hojaldres y masas, pero todos ell@s tienen bastantes calorías. Pero lo que sí podemos es hacer un relleno que compense un poco ese exceso de calorías y/o grasas…
Al principio de hacer la dieta era como si lo tuviese prohibido, la verdad es que nunca se me había ocurrido calcular los puntos de la empanada, hasta que un día me animé y la verdad tiene muchos, pero para un fin de semana o compensar el resto del día, no está nada mal.
Por 15 pp nos podemos comer una muy buena ración de empanada y quedarnos llenos de verdad, además que ya sabéis que lo suyo es acompañar con algo de ensalada o verdura para cumplir con las pautas saludables…
Y vamos con la receta, los puntos recordad que dependen del método que utilicéis y de los ingredientes (marcas), yo de los hojaldres que he utilizado el que más me gusta relación calidad / puntos es el de la marca Hacendado pero ya sabéis que eso depende de gustos; por eso en este caso solo os pongo las puntuaciones en propoints a modo orientativo, que es como lo hice yo,  porque de todos modos debéis calcular con vuestros productos cuando la preparéis.

Ingredientes

  • 2 obleas de hojaldre (mejor rectangulares) 47 pp
  • 6 latas de atún al natural 8pp
  • 1 brick de tomate frito 8pp (o casero)
  • 6 huevos cocidos 14pp
  • 1 cebolla
  • 12 tranchetes 13 pp
  • 1 cd de aceite 3pp

Elaboración

Yo lo primero que hago es poner a cocer los huevos, para después picar la cebolla y ponerla a pochar a fuego lento en la cucharada de aceite.
Mientras pondremos en un bol el resto de ingredientes, el atún, el tomate… Y de los tranchetes yo añado seis a la masa en trocitos, los otros seis los reservamos.
Cuando se enfríen los huevos y la cebolla los añadimos a la mezcla anterior y una pizca de sal, reservamos.

empanadarelleno
En un molde extendemos bien el hojaldre y lo ponemos de base, rellenamos y ponemos por encima los tranchetes restantes y con cuidado cerramos la empanada con la otra hoja de hojaldre por encima.

empanadaabierta
Cortamos lo sobrante y enrollamos los bordes que quedan para cerrarla.
Con la masa que nos sobra podemos decorar la empanada, a mi como más me gusta es con bolas…
La podemos aligerar más, tal como está la receta, partida entre seis, sale a quince puntos, pero la podemos aligerar más, por ejemplo con el tomate si es casero ahorraremos 8 pp y si sólo ponemos los tranchetes de por encima, nos ahorraremos otros seis o siete puntos dependiendo los que utilicéis, pero personalmente los tranchetes merece la pena ponerlos todos!!
También podríamos añadir pimiento, y más verduras, ¡peeeero, ya no sería lo mismo!
Espero que os guste y os animéis a probarla…

Muacks 😉 Lidia

Pan de nube

Desde hace una temporada podemos encontrar esta receta viajando por las redes, ahora parece que ya no esta tan de moda, pero antes se veía en cualquier blog o red social en el que se hablase de dietas.

Vamos a comenzar diciendo que aunque se le llame “Pan de nube”, no tiene nada que ver con el pan, y para que me entendáis, os pongo la definición que nos da la R.A.E de esta palabra:

Alimento básico que se elabora con una mezcla de harina, generalmente de trigo, agua, sal y levadura, que se amasa y se cuece en un horno en piezas de distintas formas y tamaños; su sabor, color y textura pueden variar según el tipo de harina empleado y los ingredientes secundarios añadidos, como leche, mantequilla, frutos secos, etc

Pues bien, para empezar, esta receta no lleva harina, que es el ingrediente esencial, por lo que no sería correcto llamarlo así.

Después de aclarar esto, tengo que decir, que me parece una buena idea para “engañar al cerebro” y comernos un bocadillo en momentos que no queramos añadir Hidratos de Carbono.

Yo lo usaba antes bastante, sobretodo cuando hacia DNC español, para simular el pan de hamburguesa.

Y sin más…

¡A cocinar!

Elaboración

  • 100 gr queso de untar (para DNC 0%)
  • 3 huevos
  • 1/2 cta de café de levadura química

Elaboración

Mezclamos las yemas con el queso, haciendo una crema densa.

Por otro lado montamos las claras, con la levadura, a punto de nieve.

Con mucho cuidado, integramos las dos mezclas, despacio, con movimientos envolventes, para que no bajen las claras.

En la bandeja, sobre papel de horno vamos poniendo cucharadas.

Ahora tan solo tendremos que introducir en el horno, que ya esta caliente, a 180º, una media hora, vigilando bien porque como dicen: “cada horno es un mundo”

Hay muchas más recetas de falsos panes, bajos en carbohidratos, que ya iremos compartiendo con vosotr@s; aunque yo sigo pensando que donde este un buen pan de verdad…

;)Angela

Pan de espelta y trigo sarraceno

La harina de espelta integral es un básico en mi despensa, me encanta usarla para panes, bizcochos, tortitas,…; en cambio, el trigo sarraceno es nuevo para mi, estaba en mi lista de pendientes, y después de leer un poco sobre sus propiedades, no podía esperar a probarlo.

El trigo sarraceno o Alforfón, no tiene nada que ver con el trigo aunque con su nombre pueda confundirnos. Es un pseudocereal, al igual que la quinoa, y aunque comparte muchas propiedades nutricionales con los cereales, tiene algunas ventajas: no contiene gluten; es rico en fibra, muy saciante; es fuente de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales;…

Normalmente preparo panes grandes, sobretodo en panificadora, pero hoy me he decantado por unos bollitos pequeños, de 50 gramos, para tener en el congelador, ya que solo es para mi.

Ingredientes

  • 350 gr harina de espelta integral
  • 150 gr harina de trigo sarraceno
  • 250 ml agua tibia
  • 1 cd AOVE
  • 4 gr levadura seca de panaderia

Elaboración

La primera parte yo la hice en panificadora, puse en la cubeta primero liquidos, luego sólidos y la programe en el menú amasar, así me ahorre el amasado y levado; pero podemos hacerlo a mano, mezclando todos los ingredientes, amasando y tapando en un bol, durante mínimo una hora, hasta que doble su tamaño.

Pasado ese tiempo, sacamos del bol, y en una superficie enharinada, le damos la forma que deseemos. Lo ponemos en la bandeja de horno, y lo dejamos levar durante otra hora.

Panespeltasarraceno

Pasado ese tiempo, veremos que su tamaño ha vuelto a aumentar, le hacemos un corte en su superficie y procederemos a hornear. Para ello, habremos pre-calentado el horno a su máxima potencia, por arriba y por abajo, y pondremos un recipiente con agua en su parte baja para crear vapor; lo dejaremos unos 15 minutos a máxima temperatura, después 10 minutos a 200º , y otros 10 a 180º.

Sacaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla.

Panespelta

😉 Angela