Tortilla de patatas y calabacín

¡Madre mía qué frío! Ayer estaba nevando, y aunque no llego a cubrir hasta los charcos están congelados…

Yo soy igual que una niña pequeña y llevo toda la mañana saltando charcos y rompiendo el hielo con unas botas de agua; pero ayer a la hora de hacer la cena no apetecía nada salir a comprar, así que había que arreglarse con lo que teníamos en casa: calabacines, patatas y huevos: ¡Tortilla!

No penséis que con esos ingredientes no podemos preparar más cosas, la tortilla es mi perdición, pero hay muchas más cosas: un revuelto de calabacín y muchas especias, calabacín a la plancha con unos huevos preparados de la misma forma y acompañado de unas patatas cocidas, un rollo o un pastel de verduras,…

No os podéis imaginar la de recetas que se pueden preparar con cuatro cosas y un poco de imaginación, no hace falta ingredientes especiales, caros y difíciles de conseguir para preparar platos increíbles.

Así que hoy vamos con un clásico…

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 4 ó 5 patatas
  • 2 calabacines pequeños o 1 grande
  • 1 cebolla
  • 5 huevos
  • 1 cd aceite de oliva virgen extra

Elaboración

La verdad es que está receta no tiene nada de especial, prácticamente todo el mundo sabe hacer una tortilla, pero sigue siendo una de las comidas más ricas que existen. Yo hoy no le puse cebolla porque no me quedaba, pero para mí la necesitaba.

Lo primero que hacemos es pelar, lavar y partir las patatas en trocitos; con la cebolla hacemos lo mismo. El calabacín es otra historia, podemos pelarlo o dejarle la piel, partirlo a trozos o laminarlo, eso es cuestión de gusto.

Una vez partido, salamos y reservamos.

Ahora tenemos varias opciones según las calorías que queramos añadirle al plato: podemos pochar en abundante aceite todos los ingredientes ( en este caso, yo añado el calabacín un poco más tarde que las patatas con la cebolla); podemos ponerlos en el microondas en un papillote, y si disponemos de ella, podemos prepararlos en nuestra freidora sin aceite (25 min en el Menú Patatas)

Lo que yo siempre hago es cuajarla en una sartén normal, bato los huevos, añado el resto de los ingredientes preparados como hayamos decidido, y en una sartén con una gotita de aceite repartida con una servilleta, cuajo la tortilla, más o menos hecha, a gusto del comensal. Probé a cuajarla en el microondas pero no me dió más, y en la Cecofry es muy cómodo, pero para tortillas muy grandes.

Y tú, ¿Qué prepararías con estos ingredientes?

😉 Angela

Anuncios
Barquitas realfood

Barquitas realfood

Hola, hoy me he animado a hacer esta receta. Algun@s ya sabéis que me he embarcado en la aventura de intentar comer más sano, especialmente eliminar los productos ultraprocesados porque este camino es largo y hay que ir avanzando en él poco a poco.

Además no se si lo conseguiré del todo pero, al menos, todo aquello que consiga quitarme, bueno será.

Vamos con el plato. La idea era hacer unos rollitos, pero al final ha salido algo que podríamos llamar “barquitas”. La idea es comer rico y sano de una manera un poco diferente, así nos parecerá que estamos comiendo de otra forma más divertida, y que esto de la comida sana, no es solo cuestión de verduras y pechuga de pollo a la plancha…

La verdad es que podemos seguir disfrutando de la comida y si nos aburre o no se nos hace tentadora, podemos hacer muchas cosas para “disfrazar” un plato que inicialmente no es apetecible sin complicarnos la vida. Para nada tiene que ser aburrido comer cosas sanas, sino todo lo contrario. Y en este proceso aprenderemos a comer de una forma más saludable y a saborear más los alimentos sin aditivos y otras sustancias con pocos o ningún beneficio para el cuerpo.

¡¡¡A cocinar!!!

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 2 latas de atún al natural
  • 300 gramos de verduras variadas (yo he puesto setas, calabacin, cebolla morada, brotes de espinaca y ajo)
  • 50 gramos de mozzarella fresca ligera
  • una pizca de sal, tomillo y pimienta
  • 2 ct de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Lo primero será cortar las verduras o utilizar una bolsa de esas que vienen ya preparadas (la verdad es que son cómodas sin tenemos poco tiempo) y sofreirlas con 1 ct de aceite.

Verduras para barquitas realfood

Mientras se hacen las verduras, escurrimos las lastas de atún y batimos los huevos, una vez estén batidos añadimos el atún, la sal, pimienta y el tomillo. Las cantidades indicadas darán para hacer dos tortillas, aunque dependerá del tamaño de vuestra sartén y vuestras preferencias.

Tortillas de atun para barquitas realfood

Con nuestras tortillas ya listas, solo nos quedará rellenarlas con las verduras salteadas, unirlas con unos palillos para que no se separen y repartir por encima la mozzarella para gratinarla en el horno.

Barquitas realfood rellenas

Es una receta fácil, rápida, sana y ¡también muy rica! Tener en cuenta que llena bastante, yo solo conseguí comerme una de las barquitas. Además las verduras podeis adaptarlas a vuestros propios gustos, al igual que las especias.

Espero que os guste

Muacks, Lidia

Meriendas saludables

¡¡¡Hola de nuevo!!! Aquí estoy para escribir un poco sobre las meriendas, y los snacks entre horas.

Muchos dicen que hay que comer algo entre horas para no llegar con mucha hambre a la cena o  a la comida.

A mí no me hace falta muchas veces comer a media mañana, sin embargo siempre tengo más hambre por la tarde y como me conozco, pues me planifico siempre algo saludable y a la vez saciante.

Tenemos que asegurarnos que sean unos snacks saludables como frutas, yogures naturales, frutos secos, aguacate… etc., y no esos poco sanos que además están muy a mano. Sólo hay que echar un vistazo a las máquinas de vending que encontramos en las oficinas, en las calles o en lugares públicos como estaciones de metro o tren ( e incluso en otros lugares más sorprendentes como los hospitales).

Un truco que a mí me va genial siempre y va dirigido especialmente a las mujeres: Es tener siempre en el bolso una pieza de fruta ( manzana, pera, plátano…) y una bolsita con nueces o cualquier fruto seco que os guste; obvio que los frutos secos sean naturales y no fritos. Son cosas sencillas que se pueden comer prácticamente en cualquier sitio.

Otra opción saludable es hacer los famosos “overnight oat” que a mí particularmente me gustan mucho y me sacian un montón.  Sólo si entramos en Google y ponemos “overnight” nos salen muchas recetas buenísimas y saciantes.

También podemos hacer un ” falso arroz con leche”, en vez de arroz, ponemos copos de avena, con canela mmm. O podemos hacernos nuestra propia crema de cacahuetes o de almendras sin azúcar añadido; untamos una tostada de pan integral o de pan de centeno (siempre mejor hecho casero) con una crema de cacahuete o con aguacate, y “Voilà” tenemos una opción saludable.

Otra forma es hacer helados caseros saludables, con yogur griego natural, fruta congelada y edulcorante. Hay muchas opciones saludables, estos son sólo unos ejemplos. La clave es la planificación.

Es mejor preparase su propio yogur con avena, fruta y miel que picar en la máquina de vending una barrita dietética  (bien cargada de azúcares en su mayoría) o un refresco azucarado.

¡Eres tú quien decide!

😉 Mihaela

Bizcocho con salvado de avena

¡Holaaa!, este bizcocho surgió de la necesidad y las ganas de comer bizcocho de verdad, porque claro, cuando hago un bizcocho de verdad para los demás, te viene esa necesidad de comerte un trozo de bizcocho en condiciones!

Y ésta es muy buena alternativa, no es igual que un bizcocho verdadero porque es imposible conseguir esa textura sin harina, y sin azúcar, no queda igual de esponjoso… Pero como siempre digo entre poder comer un trozo de bizcocho y no comerlo…

La verdad es que está muy rico, se hace con salvado de avena, que para mi ha sido un gran descubrimiento, porque da muy buenos resultados y es diferente a los copos de avena, porque la textura queda algo más fina, sin llegar a ser harina claro.

Como podéis ver en otras recetas, lo utilizo bastante, en las tortitas, tartas… Etc

Ingredientes:

  • 5 huevos
  • 5 yogures
  • 300 gramos de salvado de avena
  • 1 o 2 sobres de levadura
  • Equivalente a 200 gramos de azúcar en edulcorante(a gusto de cada un@)
  • Anisetes (también podéis poner esencia de lo que más os guste)

Elaboración:

Lo primero será batir los huevos y el yogur un par de minutos, y después añadimos el resto de ingredientes. Yo lo hice en la Olla GM a 130 grados, válvula abierta, menú horno 60 minutos y luego lo doré un poquito con la tapa de horno, pero si no tenéis esta olla, lo podréis hacer igual en horno.

Es un bizcocho bastante grande, yo lo corto y congelo y ya tengo para muchas veces.

Podéis elegir el aroma que más os guste, esencia de vainilla, anisetes… etc.

Yo ya lo he probado con varios sabores y aprovecho para decir que las esencias que yo utilizo son de Manuel Riesgo, y de momento me han gustado todas las que he probado, panettone, mantequilla, biscuit, mascarpone… Las podéis pedir por Internet y tiene tienda en Madrid.

Si lo probáis espero que os guste…

Muacks 😉 Lidia

Croutons o picatostes, receta y alternativa comercial

Hola, hoy voy a hablaros de los picatostes o “croutons”, que nos sirven sobre todo para  las ensaladas y purés o cremas.

Los picatostes “de toda la vida” generalmente se hacen fritos, lo que para los que seguimos una alimentación baja en grasas no nos ayuda demasiado, cada vez hay más marcas en el supermercado que los hacen horneados haciendo una versión más ligera…

Mis preferidos de marca comercial son los panetines de fúet de Alba. Están buenísimos para ser comerciales, traduciéndolos a puntos, sale que unos 11 son un propoint, no salen nada mal, y además hay más sabores aunque yo no los he encontrado pero de calorías son parecidos y de sabor si son como estos de fúet estarán igual de buenos.

 _20180603_213017
_20180603_213043

Ahora mismo estoy evitando comer alimentos procesados, en lo que se llama una dieta “Real Food” o Comida Real, así que por ahora evito comer alimentos “empaquetados” o envueltos  en plástico o similar, sobre todo alimentos que al fin y al cabo podemos hacer en casa,  y encima con poquísimo esfuerzo… Creo que estos picatostes valdrían para una dieta “real food” pero mejor que nos lo digan los expertos que puedan estar leyendo este artículo y nos lo pongan en los comentarios.

Los podemos hacer de dos maneras, en versión ligera que sería en microondas y que ahora que viene el calor nos evita poner el horno, o al horno que a mí personalmente me gustan más porque el crujiente es diferente, pero para unas prisas en el microondas no quedan nada mal!

Vamos con la receta, le podéis poner las especies que más os gusten hay un sinfín de posibilidades…

Ingredientes

  • pan integral (en mi caso)
  • ajo(opcional)
  • sal(opcional)
  • especies a gusto de cada un@

Elaboración

La verdad que la receta más sencilla no puede ser! Lo primero la sal, es opcional al igual que las especias, yo os voy a poner algún ejemplo pero admite muchas variedades. Al igual que el pan yo los hago con pan integral de calorías controladas porque es el que utilizo en dnc inglés, pero se pueden hacer con cualquier pan incluso con pan de molde.

DSC_0207

Lo mejor si lo hacemos con pan de barra o similar es que lo hagamos con pan del día anterior ya que lo partiremos mejor, yo lo que hago es partir el trozo de pan en vez de en dos rebanadas como si fuera para tostadas,  es partirlo en tres, después en tiras a lo largo y por último al contrario de manera que nos saldrán los cuadraditos. Si sujetamos bien el pan, ni siquiera se desmonta, sólo en el paso final.

DSC_0209DSC_0208

Una vez hechos los cubos de pan, pondremos lo que queramos, sal y pimentón, cúrcuma, etc.

En el caso de querer hacerlos con ajo y perejil, lo mejor es untar el ajo cuando cortemos el pan en las tres rebanadas y volver a montar para cortarlo, por último siempre las especias o simplemente sin nada.

En microondas ponemos los cubos de pan extendidos y metemos un minuto, sacamos, removemos, y ponemos medio minuto más, dejamos enfriar y listo .

En horno precalentamos a 180 grados y lo mismo, extendemos los cubitos en la bandeja y sólo será remover de vez en cuando hasta que se tuesten un poco.

Yo los hice en un mini horno y en cinco minutos removiendo de vez en cuando están listos.

Espero que os gusten y os animéis a hacerlos porque realmente merece la pena!

Muacks 😉 Lidia