Tarta de calabacín y quesos de Roski AH

Hace un tiempo en el grupo de Facebook organizamos un reto de recetas de verduras, en el que nos dejasteis unas ideas fantásticas.

Prometimos que publicariamos la  receta ganadora, la que más cantidad de “me gusta” tuviera, y aunque tardamos, ¡aquí está!: Una receta riquísima, como todas las que  Roski comparte con nosotras, ¡muchísimas gracias compañera!

Os la transcribo como ella nos la envía, puntuada en ProPoints

Y sin más …

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 250 gr. de calabacín rallado (crudos, sin pelar) 290 gr. = 1 + 1/2 calabacines 0 puntos.
  • La mitad de un puerro muy picado 0 puntos.
  • 25 ml o 30 grs de leche desnatada 0 puntos.
  • 3 huevos + 2 claras 6 puntos.
  • 50 grs de queso Snacking 4 puntos lo compre en el lidl pero si no lo teneis podeis usar el queso de cabra troceado en tacos.
  • 280 grs de queso batido 0% de Mercadona 3 puntos.
  • 18 grs de queso en polvo hacendado 1 punto.
  • 57 grs de maicena 5 puntos.
  • 7 grs de levadura química estilo royal 0 puntos.
  • Sal a gusto 0 puntos.
  • Pimienta a gusto 0 puntos.
  • 1 cucharadita de orégano 0 puntos.
  • 73 grs de mozzarella rallada Hacendado 5 puntos (puse mucho queso porque con menos salía igual a 3 puntos trozo, así que puse 5 pp de Mozzarella, pero llegaria con 3)
    Total a 24 pp

Elaboración

Lo primero es poner el molde de silicona en el congelador porque luego desmolda mejor.

Lavamos, cortamos los extremos y rallamos los calabacines (crudos y sin pelar); no os preocupéis, no se notará la piel.

Los ponemos en un colador y aplastamos con una cuchara para que pierdan el agua que contienen; después los ponemos  en una gasa o paño muy limpio y apretamos para liberar todo el resto de agua. Reservamos.
Precalentamos el horno a 180 grados con aire calor solo abajo.

Mientras:
En un cuenco grande, mezclamos la levadura, la maicena y la leche; removemos y mezclamos todo bien hasta que todo esté liso.

Agregando los huevos y las claras y volvamos a mezclar muy bien con un batidor de varillas manual, para que la mezcla quede sin grumos y aireada.
Añadimos los 280 grs de queso batido y seguimos mezclamos bien. Ahora los 18 grs de queso en polvo y también el queso snacking o el queso de cabra cortado en tacos.

Integramos todo bien y agregamos el calabacín rallado y el puerro picado. Condimentamos con sal, pimienta y la cucharadita de orégano.

Colocamos la mezcla de la tarta en un molde (mejor de silicona), espolvoreamos con la mozzarella por encima.

Llevamos al horno pre-calentado a 180 grados durante 40 a 45 minutos,  los últimos 7 minutos calor arriba y abajo. Controlar ya sabéis que no todos los hornos funcionan igual: miráis con un pincho si sale limpio ya está.

Como veis yo use el molde que ya está dividido en 8 porciones pero sirve cualquier otro, si no es de silicona y es de cristal o metal: Arrugamos el papel de horno y lo mojamos debajo del grifo de agua y con este papel forramos el molde de cristal.

😉 Roski AH

¡Madre mia que pintaza de receta! Muchísimas gracias otra vez por compartirla con nosotr@s, y recordar que podéis enviarnos vuestras recetas, ¡esta sección la creáis vosotros!

Anuncios

Calabacines, o falsos boquerones, en vinagre

Nunca me gusto “engañar” con la comida, quizás porque en mi casa me inculcaron que eso no se podía hacer, si no nos gustaba “x” alimento, nunca nos lo iban a hacer comer diciéndonos que se trataba de otro, pero sí se cocinaba de forma que resultase más apetecible, que luego nosotras nos atreviesemos a probarlo, ya es otro tema…

Yo no tengo hijos, pero tengo un “niño grande” al que le cuesta mucho comer ciertas cosas, el pescado no quiere ni olerlo, pero en cambio los boquerones en vinagre le vuelven loco, creo que se podría tomar cualquier cosa que estuviera bien bañada en vinagre…

Como con alguna clase de verduras tenemos problemas similares, ayer preparé una receta que tengo pendiente desde hace tiempo,  unos calabacines preparados como si fueran boquerones, y la verdad que me sorprendió el resultado.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • Calabacín
  • Agua
  • Vinagre
  • Sal
  • AOVE
  • Ajo

Elaboración

Pelamos los calabacines y los laminamos muy finitos (con un pelador se hace en un momento), los extendemos en una fiambrera y cubrimos de agua con un poco de sal y vinagre (yo pongo 50/50 pero depende de como os guste), ponemos unos cubitos de hielo que nos ayuden a que el calabacin quede más “tieso”, lo dejamos unas horas en la nevera, mínimo un par de ellas pero yo lo deje de un día para otro.

Después les quitamos ese agua con vinagre, y vamos haciendo capas en un plato, poniendo entre cada capa un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra, ajo cortado en trocitos muy pequeños y perejil.

¡Y listo para disfrutar! 

Este plato, típico de la cocina vegetariana, además de riquísimo es ideal para cualquier método, porque sólo puntuará el aceite de oliva.

😉 Angela

Calabacín relleno de Reyes Casares

Hoy tenemos la gran suerte de contar de nuevo con una receta de nuestra amiga Reyes Casares, como siempre ¡espectacular!

El calabacín es una hortaliza muy utilizada en la cocina, tanto para hacer pistos, salsas (la bechamel de calabacín esta buenisima), sustituir las placas de pasta en las lasañas, etc…

Pero a mi parecer, la receta estrella, es el calabacín relleno, en cada casa se hace de una forma diferente, podemos rellenarlo de diversos alimentos, añadiendo las calorías que queramos o en cambio haciendo esta receta totalmente ligera.

La versión que nos comparte Reyes tiene una pinta espectacular, sin duda yo no tardare en hacerla.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 3 Calabacines
  • 200 gr de carne picada
  • 15 gr de queso rallado
  • Huevos de codorniz
  • Tomate frito

Elaboración

Es muy fácil de preparar, primero lavamos bien los calabacines y los partimos en trozos.

Con una cuchara, los vaciamos con cuidado, sin llegar al fondo, y los cocinamos en el microondas unos 6 minutos, que no queden demasiado blandos.

Mientras, rehogamos la carne picada, con el calabacin que hemos obtenido al vaciarlo, añadiendo un poco de orégano (o la especie que prefiramos); cuando ya esté listo, le ponemos el queso y unas cucharadas de tomate y reservamos.

Rellenamos los calabacines y ponemos en una fuente de horno con una capa de tomate en la base.

calabacinreyes

Metemos al horno a 180º unos 15 minutos, pasado ese tiempo lo sacamos, añadimos un huevo de codorniz en cada trozo, y volvemos a hornear hasta que cuaje.

😉 Reyes

¡Muchisimas gracias!

Lasaña de calabacín

Hola, hice esta lasaña de calabacín principalmente porque tenía cuatro calabacines que me dio mi madre (se iba al pueblo) y no quería hacer puré, me apetecía lasaña y aproveche para que no se estropearan.

Ya aproveche y le puse un poco de todo para acabar cosas que tenia que consumir, por ejemplo solo me quedaba un bote de tomate casero y añadí otro de triturado, en casa podéis hacer lo mismo y hacerla con lo que tengais, no tiene que ser exactamente igual.

Ya sabéis que yo hago mayormente DNC con lo que solo puntuó lo que no entra para descontarlo de los extras… Vamos con la receta.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 4 calabacines
  • 4 o 6 lonchas de york
  • 4 rulos de queso de cabrá (President)
  • 2 latas de atún al natural
  • 1 lata de champiñon laminado (Hacendado)
  • 400 gramos de tomate frito casero
  • 400 gramos de tomate triturado
  • 1 paquete de pollo de lidl finas hierbas
  • Bechamel de calabacin
  • 40 gramos de queso rallado (el mio finello light)
  • Orégano

Elaboración

Primero hice rodajas los calabacines y los puse al microondas unos 7 minutos en el tupper de silicona, primero hice dos y a continuación los otros dos.
Mientras mezcle las dos latas de atún escurridas con la de champiñones y con tomate y dejé reservado. Montamos la lasaña, cubrimos el molde con tomate y encima ponemos una capa de calabacin, encima otro pelin de tomate y las lonchas de York extendidas, y encima el queso rulo de cabrá en trocitos, volvemos a poner calabacin y añadimos más tomate y encima la mezcla reservada de atún y champiñon; volvemos a poner otra capa de calabacin y tomate y encima el pollo extendido, la última capa de calabacin y tomate si os ha sobrado.
Ya sólo queda poner la bechamel el queso y el orégano.

Lasañacalabacin.JPG

Metemos en el horno precalentado a 200 grados, en mi caso unos 20 minutos con ventilador y solo calor abajo

Espero que os guste y podáis aprovechar a gastar muchas cositas como yo…

Lasaña.JPG

Además tenemos un plato bastante completo.

Muacks 😉 Lidia

Pastel invisible de calabacin

Estoy haciendo una colección de libros de cocina, es más ¡colecciono colecciones de libros!, me encanta coger recetas tradicionales, y aligerarlas, demostrando cada vez que podemos cuidarnos y disfrutar de platos riquísimos.

Ayer me llego un tomo titulado : “Tartas invisibles”, que me llamo muchísimo la atención.

Una tarta invisible se caracteriza, porque el relleno se corta en laminas tan finas, que se confunden con la masa.

Son tartas muy ligeras, fáciles y rápidas de preparar; y aunque la más común es la de manzana, también las podemos encontrar con otras frutas y verduras.

Hoy vamos a preparar una tarta salada, con un sabor muy suave, aunque podemos cambiar los quesos para hacerla más sabrosa, un parmesano, cheddar o incluso láminas de rulo de cabra, le irían genial, aunque aumentasen sus calorías.

En  mi caso entera fueron 19 Propoints, pero como siempre, depende de las marcas que utilicéis

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 700 gr de calabacin
  • 70 gr de harina (yo utilice integral pero como más os guste)
  • 70 gr de leche desnatada
  • 100 gr de queso San Millán 0%
  • 3 huevos
  • 3 sabanitas de queso light
  • Sal y pimienta

Elaboración

Lo primero de todo, cortamos el calabacin en laminas muy finas, con un cuchillo afilado o una mandolina.

Mezclamos bien el resto de los ingredientes, excepto el queso, y añadimos el calabacin a esa mezcla.

Ponemos en un molde desmontable y horneamos, con el horno previamente precalentado, a 180º durante unos 30 minutos, ponemos el queso por encima en trocitos, y dejamos unos 10 minutos más.

Esperamos a que enfrié y desmoldamos.

tartainv395144069.jpeg

Podemos tomarlo en frió o caliente, probarlo y ¡nos contáis!

😉 Angela