Crumble de manzana ligero

¡Buenas! Hoy os traigo una receta dulce, que raro para mi…, pero prometo poneros otra versión de este plato salada, todavía estoy maquinandola, pero no tardare…

Creo que ya os hable de mi adicción a los libros en general, pero a los de cocina en especial, me encanta coger recetas con miles de calorías, e intentar hacerlas lo más sanas posibles. Pues hace unos días me llego el tomo “Crumbles”, de la colección de libros de repostería que estoy haciendo, y ya tengo un montón de ideas que probar.

Los Crumbles son pasteles de frutas, originarios de Inglaterra, en los que las frutas están en el fondo, y se cubren por una masa, generalmente de harina y mantequilla.

Nuestra receta, es apta para DNC Inglés, pero como os digo siempre, podéis adaptarla a vuestro método.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 1 manzana grande, o 2 más pequeñas
  • Edulcorante al gusto, si la manzana no fuese lo suficientemente dulce
  • 1 cta AOVE
  • 1 cd copos de avena
  • 1 cta salvado de avena
  • Opcional, y recordad puntuarlo, almendras laminadas

Elaboración

Pelamos y troceamos la manzana, edulcoramos si fuera necesario, y ponemos en el fondo de un molde, o bol, a mi me gusta utilizarlo de cristal, apto para el horno.

Mezclamos los copos de avena con el salvado y el aceite, vamos rompiendolos y mezclandolo con los dedos, que adquiera una textura “arenosa”.

Ahora, lo ponemos encima de la fruta, repartiendolo por la superficie, y horneamos a 180º, hasta que este dorado.

Esta seria la receta básica, que nos entraría totalmente en DNC inglés, ahora bien, si puntuamos, o no nos importa gastar unos extras podemos realizar alguna modificación: podemos sustituir el aceite por mantequilla, la Arias Extraligera sale genial de puntos, en este caso la utilizaremos cortada en dados, y bien fría de la nevera, para que nuestra “corteza” quede crujiente; podemos añadir harina a los copos de avena, tengo cruzada personal contra las harinas refinadas, pero podemos poner un toque de harina integral, por ejemplo de espelta que esta tan de moda últimamente; en el caso de querer edulcorar, podemos darle un toque de miel, muy poco, y de una miel lo más natural posible, le aportara sabor y color; y también podemos añadir a la masa unos frutos secos troceados, a mi me encanta ponerle unas almendras laminadas, que aunque los frutos secos puntúen bastante, son muy sanos y como seria muy poca cantidad, solo para darle “el toque”, no nos saldría tan mal.

Por ultimo, estas cantidades serian para un molde individual, pero también podríamos aumentarlas y hacerlo en una fuente grande, para toda la familia, recordar que en repostería, tenemos que respetar las proporciones, aunque en este caso podemos fiarnos y hacerlo a ojo, pues iremos viendo lo que necesitamos.

Y ahora voy a aprovechar el calor del horno, para preparar unos canelones, ummmmm… ¿Os escribo la receta?

😉 Angela

 

 

 

 

Anuncios

Dulce de manzana de Reyes Casares

Por segunda semana consecutiva, tenemos la suerte de contar con una receta de nuestra gran amiga Reyes Casares, ¡Al final vamos a tener que ficharte en el equipo!.

De esta receta os puedo hablar abiertamente, porque ya hace mucho que la compartió conmigo y es un verdadero triunfo; gusta a mayores y niños; se puede tomar con dulce o con salado; para desayunos, meriendas o postres; es sana y una forma de tomar fruta para aquellos a los que les cueste más.

Así que no perdamos tiempo, y vamos …

… A cocinar

Ingredientes

  • 1 kilo de manzanas
  • 16 gr de gelatina
  • Canela en rama
  • Edulcorante

Elaboración

Para empezar, pelamos y troceamos la manzana.

En un litro de agua, ponemos a cocer la piel y los corazones de las manzanas unos 30 minutos.

Colamos, y en ese mismo agua, cocemos la manzana troceada con la rama de canela, hasta que este blanda.

Batimos la manzana con unos 125 ml de ese agua, añadimos el edulcorante y la gelatina, e integramos bien.

Echamos la mezcla en moldes, y llevamos al frigorífico durante 24 horas, después ya esta listo para consumir.

Como veis, para las que seguimos la dieta de los puntos, esta receta no puntúa nada. Sí antes que alguien me lo pregunte, en sp la fruta batida puntúa, pero cuando la bebes, no cuando la comes, recordar esta frase: “Si hay que masticar, no hay que puntuar”

A mi me encanta acompañarlo de queso fresco, y si lo ponemos en molde pequeñitos nos hacemos unas estupendas gominolas.

Chic@s, esperamos ¡vuestras recetas!, os recuerdo en este enlace como tenéis que hacer para enviarlas.

¡Gracias de nuevo Reyes!

Panna Cotta de Ricotta ligera

¡Buenas! Este Sábado, Iván y yo fuimos a visitar a nuestra amiga Tania Nicolas de www.deliciosoysaludable.com , en la tienda física que tiene en Gijón; ya os hable en alguna receta de sus productos, como las morcillas super ligeras y puntuadas que utilice para rellenar los chipirones, esta vez me fui para casa con un montón de cosas ricas que ya os iré enseñando…

Pues cuando ya nos íbamos, me dio un par de botes de Ricotta y me dijo “Prepara algo con ellos, y pasame la receta”, y como a mi me gustan poco los retos, en cuanto tuve un rato me puse manos a la obra.

El Ricotta, es un producto lácteo italiano, similar al requesón, que se produce “recociendo” el suero de la leche, tiene un sabor suave y una textura muy cremosa, haciéndolo ideal para rellenos dulces y salados.

ricotta250g

La Panna Cotta es un postre típico italiano cuyo significado literal es “nata cocida”, de textura similar al flan, pero con un sabor más lácteo que este.

Nosotros en esta receta, en nuestro afán de aligerar todo, no vamos a añadirle nata, pero no os voy a adelantar más, nos vamos…

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 250 gr de Ricotta
  • 250 ml de leche desnatada (o suero de yogur)
  • El equivalente a 100 gr de azúcar de vuestro edulcorante
  • 1 sobre de gelatina en polvo

Elaboración

En un cazo deshacemos el queso con la mitad de la leche, y dejamos que llegue a ebullición, en ese momento apartamos del fuego.

Mientras disolvemos la gelatina en el resto de la leche, que no este demasiado fría, podemos darle un golpe de calor en el microondas si fuera necesario.

Una vez disuelta, le añadimos la mezcla que hemos preparado, y ya solo tenemos que batir bien con unas varillas, poner en moldes o vasitos y dejar enfriar.

Como veis esta receta es muy sencilla y rápida de elaborar, pero debéis tener paciencia, porque es muy importante que la dejemos enfriar un mínimo de 4 horas en el frigorífico antes de consumirla.

Podemos adornarla con la cobertura que nos apetezca, a mi me gusta mucho con sirope de chocolate, o con un coulis de frutos rojos.

😉 Angela

Calatrava de avena y nisperos de Mila García Molió

Hoy volvemos con vuestra sección.

Y nada menos que con esta pedazo de receta, así que sin más preámbulos os dejo con el mensaje que nos envía Mila:

Os traigo una Falsa calatrava de Avena-Níspero, apta para Dnc ingles/español (contando de extras el caramelo), los nísperos son de propia cosecha y están ¡superdulces!.

Pero si lo hacéis con melocotón, piña, albaricoques, o cualquier otra fruta también estará bueno.

Iba a hacer el bizcocho de chocolate de Roski (parte del texto está copiado de su receta) por tercera vez, pero como vine del campo con un cubo de nísperos quise inventarme algún dulce con pocos pp; asi que inspirada con la misma receta del bizcocho, surgió esta y está verdaderamente de ¡muerte lenta!

Ingredientes

  • 100 grs de copos de avena integrales 10 pp
  • 5 o 6 nísperos. 0 pp
  • 2 yogures naturales desnatados 2 pp
  • 4 claras pasteurizadas 1pp
  • 2 huevos 4 pp
  • 4 sobres de gasificantes son dos de cada color casa hacendado 0 pp
  • 2 tapones de edulcorante, yo uso el de Lidl. 0 pp
  • 3 pp de caramelo.
  • 2 cucharaditas de canela en polvo. 0 pp
  • 8 nísperos mas para ponerlos cortados por la mitad. 0 pp
  • Chorrito de limón. 0 pp

Total: 20 puntos.

Como la hice en el molde de porciones que es de 8 cada porción es a 2.5 pero como los decimales no existen en esta dieta será 1 porción 3 puntos y 2 porciones 5 puntos.

Elaboración

Lo primero es poner el molde en el congelador porque luego desmolda mejor.

En un cuenco ponemos los nísperos pelados y deshuesados con un chorrito de limón (reservando los 8 últimos para la base del molde) , las claras, los huevos y los yogures. Trituramos todo junto.

Agregamos los gasificantes, el edulcorante y la canela, batimos todo junto.

Agregamos los copos de avena, removemos y dejamos reposar unos 10 minutos.

Precalentamos mientras el horno a 170 grados con aire y calor arriba y abajo.

Sacamos el molde del congelador y lo ponemos encima de una base apta para el horno para que el molde esté más firme y no se mueva al moverlo.

Pelamos y cortamos en mitades los nísperos, limpiamos bien por dentro y los situamos en el fondo del molde previamente caramelizado con los 3 pp de azúcar, y les echamos un chorrito de limón.

Rellenamos los huecos del molde una tercera parte cada hueco con la mezcla anterior. Damos unos golpecitos contra la encimera para que crezca todo por igual.

Metemos el molde en el horno y dejamos unos 35 o 45 minutos. Depende del horno. Así que ya sabéis controlar. Para ver si ya está hecho pinchamos con un palillo, si sale seco es que ya está listo.

Cuando esté sacamos y dejamos enfriar y des-moldamos, lo ponemos a enfriar sobre un plato.

Diría que estamos comiendo un pan de caltrava en condiciones. A disfrutar comiendo con esta NO dieta.

Haced caso en el consejo que os pongo también y poner el molde en el congelador.

Como os dije ahi arriba: Esta receta también es apta para los días de no contar (DNC). Solo tendremos que sacar los puntos del caramelo de los extras.

¡Gracias Mila!

Coberturas

¿Habéis hecho tortitas de avena y están más secas que la mojama?

¿Tenéis bizcocho saludable para desayunar pero notáis que le falta algo?

¿Vuestro yogur desnatado esta tan blanco que parecen copos de nieve?

¿El queso fresco desnatado os sabe igual que un vaso de agua?

No os preocupéis…¡Tenemos la solución!

Si habéis conseguido llegar hasta aquí sin leer con voz de teletienda… ¡Felicidades!

Hoy vengo a hablaros de las coberturas, siropes, coulis, caramelos… todas esas salsas dulces que pueden alegrar nuestro postre, pero que normalmente son muy caloricas, y nada saludables. Pero como todo podemos adaptarlo y reconvertirlo, para luego poder disfrutarlo.

Por un lado, en tiendas de nutrición deportiva, en gimnasio, en webs especializadas y en  algunos supermercados, podemos encontrar siropes sin calorías de multitud de sabores; normalmente no es más que agua con aromas, colorantes y edulcorantes, que aunque no sean exactamente iguales que los originales, si nos sirven para “engañar al cerebro y al paladar”, aunque personalmente, todavía no encontré ninguno que me gustase, pero es una opción.

Por otro, tenemos opciones caseras, que podemos hacer tan saludables como nosotros queramos, jugando a endulzar con el producto que prefiramos (edulcorantes artificiales, stevia, miel, puré de plátano maduro, pasta de dátiles, etc.).

Os voy a contar las que yo suelo utilizar:

  • Sirope de chocolate: Tan solo tenemos que poner cacao puro a calentar e ir añadiendo agua y revolviendo hasta conseguir la textura que queramos.
  • Coulis y siropes de frutas: Yo suelo utilizar fresas, arándanos, moras…, solo tenemos que cocerlo durante unos minutos, revolviendo muy despacio. Para hacer el sirope tenemos que triturar una vez cocinado, al enfriar espesara.
  • Claras a punto de nieve: que podremos montar perfectamente sin añadir azúcar, en este caso suelo usar edulcorante en polvo, en mi caso sucralosa. Podemos hornearlo para hacer unos riquísimos merengues.
  • Crema de cacao y plátano: mezclaremos bien una cta de cacao puro con plátano maduro machacado, una de mis favoritas.
  • Crema de cacao y queso crema: en este caso mezclaremos el cacao con una tarrina de queso crema para untar y unas gotas de aroma de avellana.
  • Caramelo: Disolvemos caramelos sin azúcar en un poco de agua caliente, bien en el microondas en tiempos cortos y removiendo con mucho cuidado, o al Baño María; ideal para flanes.

Hay muchísimas más coberturas saludables que podeis utilizar, desde recetas un poco más elaboradas como los frosting, o tan sencillas como poner un poco de miel o espolvorear canela.

Y vosotr@s, ¿qué soléis utilizar?

😉 Angela