Factores externos

Hola, hoy quería hablaros de los factores “externos” que influyen en nuestro proceso de adelgazamiento…

Cuántas veces os habéis dicho y/o preguntado… ¿por qué no bajo de peso? Si lo he hecho bien!

Bien, no solo se trata de hacerlo bien, que supuestamente llamamos a hacerlo bien la mayoría de las veces a la alimentación, comer sano… Etc.

Y esta claro que influyen muchos factores, no vale sólo con comer sano y saludable, lo tenemos que hacer completamente bien, y eso quiere decir, que hay que cumplir las pautas saludables en las que entran la alimentación (que la mayoría de las veces no las cumplimos, como por ejemplo y bien explica Angela en su artículo…), agua, deporte, raciones…

Pero más allá de eso, todavía hay veces que aún haciéndolo todo bien, tampoco bajamos de peso…

Y ahí es donde quiero llegar y a los que yo llamo” factores externos”, los factores que no damos importancia, pero que tienen demasiada, porque hay muchos factores que nos influyen a parte de los mencionados…

Y esos factores son tiroides o enfermedades varias, estado de ánimo, toma de medicación, estrés, dormir adecuadamente… etc.

Sí, sí, todos esos factores también nos afectan, y encima la mayoría de las veces “no está en nuestra mano” poder solucionarlos.

Yo por ejemplo, tomo corticoides, tengo hipotiroidismo, y además duermo fatal… por supuesto que no puedo hacer nada para poner remedio a ninguno de esos “factores”, lo único que puedo hacer es semana tras semana, cuando veo que la báscula se mueve un kilo arriba y otro abajo “comprenderlo”, aceptarlo y sobretodo no tirar la toalla, porque ahí, es cuando viene la frustración… Porque haciendo todo bien no pierdo?

Tenemos que ser fuertes y pensar que al menos no cogemos peso (incluso hay veces que sí…) y que nos estamos cuidando en la medida de nuestras posibilidades.

Porque os puedo asegurar que si el resto (todo lo que sí está en nuestra mano) no lo hacemos bien, ahí sí que se notarán los efectos contrarios… Y no podemos ni debemos tirar por la borda nuestros logros ni nuestros objetivos, debemos valorar lo logrado aunque no sea igual de gratificante, porque a lo único que nos lleva la frustración es a hacer cosas de las que luego nos arrepentiremos.

Debemos aprender a disfrutar de los momentos en los que nos apetece comernos un helado, sin pensar después que no hemos bajado de peso por ese helado, pero también, debemos aprender, que si no bajamos de peso, atiborrarnos no nos ayudará en nada absolutamente….

Y también debemos valorar los escalones que subimos y los baches que superamos, que aunque pensemos que eso no se nota en la báscula, claro que se nota, aunque no lo veamos reflejado en un número en la báscula, lo deberíamos notar en orgullo, el orgullo de superar todos esos obstáculos que SÍ están en nuestra mano…

Todo lo demás irá pasando poco a poco, lo único que tenemos que hacer es luchar contra lo que podemos y querernos mucho mucho…

Muacks 😉 Lidia

Anuncios

Tráfico de comida

¡Hola! como ya ha salido más de una vez, hoy vengo a hablaros del “tráfico de comida”, si si estáis leyendo bien tráfico de comida…

Como sabéis, gracias a las redes y grupos hemos conocido y seguimos conociendo mucha gente, como ya hablamos en otro artículo “encuentros especiales”, pues bien en esos encuentros sobretodo, en los primeros no, pero después cuando vas cogiendo confianza o incluso cuando sabes que algún alimento o aparato, etc es complicado de conseguir muchas veces se convierten en lo que yo he llamado tráfico de comida.
Sabéis que hay cosas que no se porqué cuesta bastante conseguir; no entiendo porque hay marcas que ni siquiera sirven en todos sus supermercados, pero eso nos lleva a esta circunstancias..  Pues que hacemos, ¡tráfico o intercambio de comida!, jiji, que si una trae San Millán 0%, otra Chocobo, queso proteico, pan integral 100%, etc…

Pero esto no acaba aquí, eso muchas veces se extiende,  como una ocasión que Reyes nos trajo un cacharrito para hacer patatas, o incluso unos pendientes hechos a mano que han viajado ¡incluso a Asturias! O como Manuela que nos hizo un pañuelo estupendo y precioso, e incluso cosas traídas desde Asturias, y no sólo detalles y cosas especiales, hasta  ¡¡¡compango y fabes desde allí!!!
Os podéis imaginar en medio de la plaza mayor en Madrid, ¡repartiendo todas esas cosas!

Y esto no solo pasa en Madrid, las asturianas tienen el mismo sistema: “Oye que voy a Alcampo ¿Qué os traigo?”, “Hay X cosa en el Lidl, ¿alguien va a pasar por allí?”, e incluso  tráfico internacional, ¡que da gusto tener embajadoras en el extranjero!
A mi me produce una risa y una ternura y un de todo, que no sé como explicar, pero todo eso solo hace más especial el momento de vernos,  esas quedadas especiales se hacen más especiales todavía.

Porque en esas quedadas no sólo “traficamos”, se producen esos momentos en los que sabes que esa persona a pensado en ti, que vienen de amistades hechas, en su mayoría, por “Internet”
Me parece increíble poder vivir esos momentos y que sepáis que en cualquier momento “podemos ser detenidas” porque nada más vernos empezamos con el reparto, que parece que estamos “trapicheando”.
Y vosotr@s ¿hacéis algo parecido?

Muacks 😉 Lidia

El compromiso

COMPROMISO

Del lat. compromissum.
1. m. Obligación contraída.

2. m. Palabra dada.

3. m. Dificultad, embarazo, empeño. Estoy en un compromiso.

4. m. Delegación que para proveer ciertos cargos eclesiásticos o civiles hacen los electores en uno o más de ellos a fin de que designen el que haya de ser nombrado.

5. m. Promesa de matrimonio.

6. m. Der. Convenio entre litigantes, por el cual someten su litigio a árbitros o amigables componedores.

7. m. Der. Escritura o instrumento en que las partes otorgan un compromiso.

Real Academia de la Lengua Española

Estoy escribiendo este artículo un poco en “caliente”, os estoy usando para desahogarme, así que no sé que saldrá de aquí… A lo mejor cuando termine borro y ¡no llegáis a leerlo nunca!.

Como sabéis ahora mismo estoy en una temporada con mucho trabajo y muy poco tiempo libre, así que puedo escribir mucho menos de lo que quisiera, eso sí, intento sacar tiempo hasta debajo de las piedras, ¿os acordáis la receta que os pusimos el otro día del  Guiso de pinto Ultra-rápido?, pues la estaba escribiendo en el móvil, a ratos libres: en el autobús de camino al trabajo, cuando paraba para ir al baño, incluso sentada en un bote vacío de pintura mientras me tomaba un café rápido.

¿Por qué? Porque quiero que esto salga adelante, actualmente con el ritmo de vida que llevamos, ya no podemos publicar todos los días como hacíamos antes; así que no os asusteis si ahora mismo subimos material solo dos o tres veces a la semana, porque no nos da la vida para más, pero al nivel que podamos vamos a seguir aquí, hemos adquirido un compromiso entre nosotros, y sobretodo, y más importante, con vosotros lectores, que nos habéis acompañado desde el principio, que nos mandais muestras de apoyo, que participais en nuestra (vuestra) sección  mandandonos increíbles recetas y demás contenido.

En mi caso, esta semana tuve que tomar decisiones en mi vida personal, que aunque me dolieron mucho no me quedó más remedio, había abarcado más de lo que podía hacer, era imposible seguir ese ritmo y al final mi salud, sobretodo mental, se estaba resintiendo, así que tuve que aparcar proyectos que me encantaban, pero para los que en este momento no podía comprometerme.

Y después de todo este rollo que os acabo de soltar, ¡no os asusteis!, que como os dije, necesitaba desahogarme, y para mi sentarme al ordenador y ponerme a teclear lo que estoy pensando me sirve de vía de escape, y si lo que al final escribo, no tiene sentido solo tengo que eliminar cuando termine, pero ya siento el alivio de escupir lo que pienso delante de la pantalla.

Ahora, para tranquilizaros, también añado que somos un equipo, tenemos la suerte de contar con gente maravillosa, y cuando uno no puede, siempre hay alguien dispuesto a que el trabajo de estos meses no se pierda, y podamos seguir adelante.

Próximamente os presentaremos a nuevos colaboradores, que de vez en cuando pasaran por aquí para dejarnos fantásticos  artículos, pero no os cuento más porque no quiero estropear la sorpresa.

Gracias por ser y estar.

😉 Angela

Encontrando mi método

Bueno a ver como comienzo este artículo jejeje
Muchas de vosotras me conocéis y sabéis que por mucho tiempo he estado haciendo el método de lo puntos: una dieta que nos permite comer de todo, es una dieta sana, con la cual yo estaba encantada .
Esta NO DIETA además de permitirme adelgazar, he tenido la grandísima suerte de conocer a personas que hoy en día son parte de mi día día y de mi vida personas maravillosas que siempre están allí .
El primer año que estuve en este método baje 17 kilos .
Luego por problemas personales la dieta se me torció y volvi a cojer todo lo que habia perdido, no era capaz de coger las ríendas , así estuve durante 2 años con altibajos…
Últimamente me agobiada mucho pesar los alimentos, intenté con DNC pero a pesar de que lo hacía bien, subia de peso; intenté con sp, y al ser muy golosa no podía con ella, en fin que nada ya me iba bien.
Era tal el agobio de tener que pesar todo absolutamente todo y apuntar, que si no llegaba a las cena con los puntos, que si los extras no me daban para el fin de semana,… que entraba en un bucle que ni yo misma podía controlar y acababa tirando toda la semana por la borda (me daba mis atracones pistonudos😂)

Bufff mucho lío y llegó un momento que intente con otras dietas que al final podia afectar mi salud, volvía a lo mismo y no me alimentaba nada bien.

Volví con los pp ,intente con sf,… ¡ya no podía más!

Hasta que decidí subírme a esa enemiga que todas llamamos báscula ME LLEVE LA MANO A LA CABEZA ¡¡¡94.700 kg!!!!

Mental y físicamente necesitaba un cambio, un gran cambio .

Respire hondo y dije esto no puede ser, así no podía seguir, había tocado fondo. Si no ponía fin, incluso podía llegar a mucho más.

Mi mejor amiga comenzó con el método de la dieta disociada y me ánimo a seguirla .
Comenze a informarme y a estudiar la dieta, y hace exactamente 42 días que

la estoy siguiendo.

Ahora, os voy hablar un poco sobre la dieta disociada para que tengáis una mínima idea sobre este método.
Cuando hablamos de dieta disociada, nos referimos a aquellos regímenes que se fundamentan en la separación de alimentos dentro de una misma comida, teniendo en cuenta sus componentes principales, hablamos de unos elementos u otros, pero, en general se trata de evitar la mezcla de proteínas y grasas, con hidratos de carbono.
Por lo tanto, esta dieta no consiste en restringir alimento alguno, pero su base es no tomar determinados alimentos de manera conjunta y lo más importante: el intervalo entre las comidas debe ser de, al menos, 3 horas .
A día de hoy es un método donde me encuentro muy cómoda y muy

relajada, ya que no tengo que pesar ningún alimento, como toda dieta se puede comer hasta estar saciada, vamos hay que comer con cabeza .

Llevo desde el 2 de abril como os dije mas arriba, exctamente 42 dias y he bajado
9.400 kg, comiendo de todo y sanamente.

En conclusión,pienso que sea el método que sea, siempre y cuándo sea sano y que no atente contra nuestra salud, si se hace bien, funciona.

Carol.jpg

Tod@s podemos, así que os animo a seguir con fuerza y ánimos hasta llegar a vuestros objetivos.

😉 Carol

Las vacaciones

¡Guau!… Perdón, ¡Hola! Estoy tan nerviosa que ya no me daba cuenta que si escribo en mi idioma no me entendéis, y el traductor de Google, falla un montón, cada vez me gusta menos.

Este fin de semana ¡me voy de vacaciones!, pero de vacaciones de verdad, sin humanos de por medio… Os explico, Angela y Jose se tienen que ir a hacer un viaje relámpago, y yo paso de estar tantas horas en coche, así que aprovecho para disfrutar un poco en un hotelito que hay no muy lejos de mi casa.

Mi humana le dice a todo el mundo “a Aris le viene genial, porque así puede correr lo que quiera“, pero vamos a ver alma de cántaro ¿Quién necesita correr? ¿Tú que estás como un mastodonte o yo que soy 28 kilos de pura fibra? Madre mía lo que tengo que aguantar…

Pero en una cosa tiene razón, cuando estoy allí tengo una libertad de la que normalmente carezco: Soy cruce de Pit Bull, y tengo que salir a la calle siempre agarrada a mis humanos, y con la boca tapada por un bozal, nunca terminaré de acostumbrarme, me parece denigrante que porque algún humano desalmado haya esclavizado a alguno de mis congéneres y utilizado como arma, tengamos que pagarlo nosotros en vez de esos humanos, que más bien tendrían que llamarse inhumanos…haber quien son de verdad los “Potencialmente Peligrosos

¿Qué tengo mucha fuerza? Sí, ¿Qué si quiero puedo hacerte mucho daño? También, pero esa es la historia ¡no quiero hacer ningún daño a nadie!

Imaginaros que a todos los humanos de metro ochenta, una gran musculatura, o los dientes muy grandes les hacen ir por la vida amarrados y con una máscara que no les deje abrir la boca… Mi humano se me muere, que no sabe respirar por la nariz…

¡No sigo, que me enciendo!

Pues en el hotelito estoy genial, Ana la dueña y el resto de sus compañeros, nos dejan en nuestras habitaciones descansar, nos llevan una riquísima comida, pasean con nosotros y nos dejan correr y jugar a nuestras anchas en recintos preparados, incluso tenemos circuitos para entrenar, que no sabéis lo que aprendo para luego enseñar a Angela y que haga ejercicios nuevos.

Ya puede descansar ya, porque yo vengo con las energías renovadas y con muchas ganas de verla y ensayar con ella mis nuevos conocimientos, en el fondo la echo de menos… ¡Ayyy va a acabar conmigo!

Ahora os dejo, que voy a preparar la maleta.

😉 Aris