Bizcocho de zanahoria y nueces con frosting

Bizcocho de zanahoria y nueces con frosting

Yo siempre voy a lo fácil y rápido, nada complicado. Pero eso sí, sano y por supuesto, que esté muy rico.

Aquí os dejo esta tarta de zanahoria y nueces que haremos en sartén y recubriremos con un frosting ligero, rico y fácil de preparar.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes del bizcocho

  • 160 gr de harina de avena (16 sp, 16 sf)
  • 6 claras + 1 huevo entero (1sp clara, 2 sp el huevo, 0 sf huevo y clara, 2 pp claras y 2 pp huevo)
  • 2 zanahorias medianas (0 sp, 0 sf, 0 pp)
  • 40 gr de nueces, aunque son opcionales (8 sp, 8 sf, 7 pp)
  • 1 sobre de levadura (0 sf, 0 sp, 0 pp)
  • edulcorante al gusto (yo suelo utilizar Sucralin)

Ingredientes del frosting (cubierta)

  • 1 yogurt natural 0% materia grasa (2 sp, 0 sf, 1 pp)
  • 200 gr de queso de untar 0% materia grasa, yo por ejemplo utilicé Sannia (6 sp, 6 sf, 5 pp)
  • edulcorante (podéis omitirlo si el yogurt ya está edulcorado)
  • aroma de vainilla al gusto

Elaboración

Primero vamos a preparar el bizcocho. Para ello, pelamos y rallamos las zanahorias y las reservamos.

En un bol, batimos el huevo con las claras a punto de nieve y añadimos la harina de avena, la levadura y el edulcorante. Si vemos que queda una mezcla muy espesa, podemos agregar un chorrito de leche desnatada, de soja o la que normalmente utilicéis en casa.

A continuación, añadimos las zanahorias ralladas y las nueces, previamente peladas y troceadas, y mezclamos todo bien.

Como ya os he dicho, yo he optado por hacer la tarta a la sartén, así que he utilizado una sartén de 18 cm de diámetro o de 20 cm diámetro…

Ponemos la sartén al fuego, previamente engrasada con aceite de oliva y con ayuda de papel de cocina, para quitar el exceso, y añadiremos nuestra mezcla en 3 partes, formando como 3 tortitas gorditas, que serán “los pisos” de nuestra tarta. Dejamos que se haga por un lado y damos la vuelta para que coja algo de calor por el otro (tened cuidado no vayan a quemarse… Al principio hay que poner el fuego al máximo, pero os aconsejo que lo bajéis un poco una vez que la sartén esté caliente y hayáis echado la primera cantidad).

Una vez tengamos ya las 3 partes hechas, vamos a preparar el frosting de queso que nos servirá de cubierta para nuestra Carrot Cake.

En un bol, mezclamos el yogurt natural y el queso de untar 0% (tipo Philadelphia) yo utilicé el de Sannia. Si el yogurt no es edulcorado, añadir edulcorante al gusto. Cuando tengamos ya la mezcla, no tiene que quedar muy líquida, sino más bien cremosa.

Ahora comenzamos a montar nuestra tarta. Colocamos el primer piso en un plato y lo untamos bien con el frosting. Colocamos el segundo piso encima y hacemos lo mismo.Y colocamos el tercero y recubrimos toda la tarta con el frosting (si os habéis quedado cortos con la crema, que podría darse el caso dependiendo de lo generosos que seáis poniéndole entre piso y piso, haced un poco más de mezcla y listo!). Esto ya es opcional.

Bizcocho de zanahoria y nueces con frosting entero

Un truquito para que quede más rica aún: Una vez recubierta toda la tarta con el frosting, la metemos en la nevera unos 30 minutos, la sacamos (la cubierta se habrá endurecido ligeramente), le damos otra capa más de la crema de queso y yogurt y a la nevera de nuevo. Y ¡¡¡a disfrutar!!!

Os quiero aclarar el frosting siempre es opcional… a mi me gusta así. Por último, me gusta el sabor de queso untar más que el queso batido.

bizcocho de zanahoria y nueces con frosting corte (carol)

¡Podéis acompañar con lo que más os guste!

😉 Carolina

Anuncios
Pudin

Pudin de vainilla

Un postre rápido, ligero, y completo, con fruta, nueces…

Ingredientes

  • 1 sobre de pudin de vainilla del Aldi 2sf/2sp/1pp
  • 400 ml de leche desnatada 4sf/4sp/3pp
  • Edulcorante
  • Caramelo líquido (depende de la marca)
  • 8 gr de nueces 2sf/2sp/1pp
  • 2 manzanas
  • 1 plátano

Elaboración

Se hace el pudin como indica en el sobre, pero con solo 400 ml de leche.

Añadimos el edulcorante y el plátano y batimos.

Se corta la manzana en gajos y se mete unos dos minutos en el microondas.

Echamos en el molde el caramelo, el pudin, la manzana en gajos y las nueces, se remueve, sin batir.

Dejar enfriar, desmoldar, decorar y a disfrutarlo.

Sacos de frutos secos

Los frutos secos

Los frutos secos, son semillas rodeadas de una cáscara, más o menos dura, que deben su nombre a que en su composición hay menos de un 50% de agua.

Se trata de alimentos muy completos, que nos proporcionan mucha energía, ricos en grasas saludables, proteínas y oligoelementos, con pocos hidratos de carbono entre su composición; aunque contengan bastante calorías, su ingesta diaria es altamente recomendable.

Existe una gran variedad de frutos secos en la naturaleza, cada uno con unas características y propiedades específicas:

AvellanasAvellanas: Son uno de los frutos secos con mayor cantidad de grasa, ricos en Omega 9 y vitamina E. Se encuentran especialmente recomendados para personas con problemas cardíacos y obesidad, debido a sus propiedades saciantes además de para rebajar el colesterol.

AlmendrasAlmendras: Poseen una gran cantidad de proteínas, grasas saludables, carbohidratos complejos, ricos en fibra; destacan también por la cantidad de vitaminas (del grupo B, del E y ácido folico) y minerales (potasio, magnesio, hierro y calcio). Son cardiosaludables, antioxidantes, y muy importantes en la dieta de las personas diabeticas, al prevenir el síndrome metabólico y disminuir los niveles de glucosa.

NuecesNueces: Ricas en grasas Omega 3, además de contener fibra, proteínas, ácido folico, magnesio, vitaminas del grupo B y calcio. Debido a su composición, son muy importantes en la prevención de enfermedades cardiovasculares, además de ser muy saludables para el sistema nervioso, utilizándose en la prevención y tratamiento de depresión y Alzheimer entre otras; también son beneficiosas en pacientes diabeticos, y poseen propiedades antiinflamatorias.

PistachosPistachos: Importante fuente de potasio, magnesio, hierro, fósforo y calcio, además de otros minerales como cobre, manganeso, zinc y selenio; también contiene vitaminas del grupo B, vitamina E, A y C. Tienen propiedades cardiosaludables, diuréticas, antioxidantes, son saciantes y reducen el estrés, entre otros múltiples beneficios.

 

Estos son solo unos ejemplos, con los que queremos resaltar la importancia de este alimento en nuestra dieta, a la que debemos incorporarlos, bien sea en forma de snack o añadiéndolo a recetas variadas.