Lentejas veganas

En mi casa las lentejas siempre iban acompañadas de chorizo, morcilla y tocino, de hecho ahora mismo tengo dos ollas en funcionamiento, en una están con todos sus complementos, en la otra con mucha verdurita, y os aseguro que huele muchísimo mejor.

Después de un Diciembre de muchísimos excesos ya tenia ganas de volver a la normalidad, lo necesitaba, mi estomago ya no esta acostumbrado a esas comidas tan copiosas y me lo esta haciendo pagar con creces.

En esta ocasión están preparadas en olla lenta, las podemos preparar de forma tradicional y en aproximadamente una hora tendremos un plato riquísimo, pero las legumbres cocinadas despacito son otro nivel.

Si cocinamos la lentejas en “Baja” las tendremos que dejar unas 7 horas, yo en esta ocasión las prepare en “Alta”, y en 4 horas estaban perfectas; recordar que el tiempo también puede cambiar depende de la marca de vuestra olla así que adaptarla a vuestra necesidad.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 200 gr de lentejas
  • 1 calabacin
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 lata de tomate triturado
  • Caldo de verduras o agua
  • 1 cda de pimentón
  • Sal

Elaboración

Hay gente que pone las lentejas a remojo, otras personas no, eso os lo dejo a vuestra elección, yo esta vez no las puse pero normalmente sí lo hago.

Primero pelamos, partimos y troceamos las verduras y las patatas, el calabacin no hace falta pelarlo si no queremos, pero también lo partimos en trozos pequeños.

Otro paso opcional es el de sofreír la verdura, a mi me suele gustar más el resultado, pero hoy no tenia tiempo, así que se fue todo directamente a la olla. Como dice Marta Miranda, creadora de la web Crockpotting, y escritora de varios libros sobre este tipo de cocina, nos marcamos un “#topadentro”

Así que añadimos en nuestra olla todos los ingredientes, sin más, cubrimos nuestras lentejas con unos dos dedos de caldo o agua, dejamos cocinar unas 4 horas en “Alta” y … Et voilà!

En Slimming World esta receta es libre.

En cuanto a Weight Watcher, también sera libre si hacemos DNC, en el resto de métodos solo habrá que puntuar las lentejas y las patatas.

😉 Angela


Aguja de cerdo guisada en olla lenta

La olla lenta tiene un poder mágico: convertir cortes de carne de segunda categoría en platos espectaculares.

En mi casa se ha convertido en una herramienta indispensable, bueno, más bien herramientas porque la familia esta aumentando: a la olla de 3,5 litros, se ha unido una de mayor tamaño ( 6,5 litros) porque a veces se nos quedaba corta: cuando quiero hacer grandes cantidades de caldo, con piezas de carne grandes, para asar la calabaza,…

Una de esas piezas de carne que más nos gusta cocinar despacito es la aguja de cerdo, tanto para guisar, como para preparar Pulled Pork, queda tierna, jugosa, deliciosa.

Esta Nochevieja preparamos esta receta, que además no nos dio nada la lata, unos minutos de preparación y a dejar a la maquinita trabajar sola.

Esta receta no esta puntuada, pero como veréis es super ligera, sana y completa.

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 1 pieza de aguja de cerdo, esta pesaba algo más de kilo y medio
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 3 zanahorias
  • Pisto casero ( si no lo tenemos preparado podemos añadir más verduras: tomate, pimientos, calabacin …)
  • Patatas
  • Sal y especias al gusto
  • AOVE

Elaboración

Hay varios tipos de olla lenta, en algunos podemos poner su cubeta al fuego para sofreír directamente en ella, en otros, tenemos que hacer este paso previo en una sarten u olla aparte.

Sea como sea, partimos la verduras y la sofreímos en una cucharadita de aceite de oliva, esto mejora el sabor bastante.

Ponemos estas verduras en la cubeta, ya dentro de su carcasa, y le añadimos el resto de los ingredientes, no hace falta añadir nada de agua, pues durante la cocción la carne soltara todo su jugo.

Ahora encendemos nuestra olla, seleccionando la opción “baja” y la dejamos cocinar unas 8 horas; yo lo deje por la noche para al día siguiente continuar con la receta.

Una vez pase ese tiempo, sacamos la carne de la cubeta, con cuidado si queremos presentarla entera porque os aseguro que queda tan tierna que se deshace sola, y trituramos las verduras para hacer la salsa.

En esa misma salsa, añadimos las patatas peladas y troceadas y cocinamos durante 3 horas en “alta”.

Ahora solo hay que servir y sobretodo disfrutar.

😉 Angela

Cinta de lomo a fuego lento (Slow Cooker) en salsa de champiñones, con puré de patata y coliflor

¡Buenos días! La receta que os traigo hoy es muy fácil y rápida ¿rápida en una olla lenta? Sí y no, el trabajo que tendremos que hacer nosotros dura solo unos minutos, aunque la olla lenta va a trabajar bastantes horas, la mía hoy estuvo toda la noche.

Y para compensar las horas de la carne, el acompañamiento vamos a prepararlo en tan solo unos minutos, ayudándonos del microondas y de una vaporera apta para él.

Ahora que tantos de vosotros estais probando  el plan de adelgazamiento Slimming World, esta receta sería libre, no tendríamos que puntuar nada, al igual que en DNC (Weight Watcher)

Y lo que para mi es tan (o más) importante, todos los alimentos son reales, comida sana sin ultraprocesados.

Así que sin más…

¡A cocinar!

Ingredientes

  • Un trozo de cinta de lomo fresco, yo compre una de 1 kg aproximadamente para tener unas cuantas raciones
  • Especias (Orégano, perejil, pimiento, ajo en polvo, pimienta blanca, nuez moscada)
  • 2 patatas pequeñas
  • Puerro
  • Coliflor
  • Champiñones frescos
  • Sal

Elaboración

Para empezar vamos a coger nuestra carne, sal y ponerle las especias que más nos gusten, para después dejarla unas horas macerando en ellas (¡¿pero no dijiste que era rápido?!), después la pondremos en nuestra olla lenta, y la cocinaremos a baja potencia entre 8 y 10 horas (depende de lo cañera que sea nuestra maquina), aquí os podéis olvidar de ella, poneros una alarma en el móvil y podéis iros a trabajar, a dormir o de fiesta, que no nos necesita para nada.

Cuando este listo la sacamos a una fuente y partimos en lonchas del tamaño que más nos guste, y reservamos el caldito que haya soltado la carne al guisar.

Ahora vamos con la salsa, lavamos y laminamos los champiñones, y troceamos el puerro. En una sartén pochamos las verduras, y les añadimos un poco del caldo que hemos reservado, dejamos unos minutos y luego trituramos, a mi me guata dejar trocitos de champiñones, así que separo alguno.

¡Ahora solo tenemos que hacer el puré! Y eso si que no tiene complicación ninguna: en una vaporera apta para microondas ponemos la coliflor y la patata, cocinamos hasta que este blandita, en mi caso 10 minutos a temperatura maxima, y despues solo tendremos que pasar la batidora, yo la verdad es que machaco con un tenedor y listo.

Para acabar montamos nuestro plato, ponemos el lomo, por encima salsita y acompañamos con el puré y un poco de tomate ¡Buenísimo!

😉 Angela

Crema de calabaza y boniato al curry en Slow Cooker

Y ahora sí, ¡¡tengo nueva maquinita!!, toca experimentar…

Hacia muchisimo tiempo que tenía ganas de hacerme con una Slow Cooker, una olla de cocción lenta, un pequeño electrodoméstico que aunque en países como E.E.U.U lleva usándose desde hace muchísimos años, aquí es algo relativamente nuevo, que ultimamente está empezando a marcar tendencia.

El funcionamiento es muy sencillo, se trata de un cuerpo, normalmente metálico, con una olla extraíble cerámica; la carcasa va conectada a la red eléctrica, y transmite el calor a la olla interior mediante unas resistencias, que nunca superará los 100º. Dependiendo de la marca y el modelo podemos encontrar desde ollas muy sencillas, a otras con más cantidad de velocidades (porque la temperatura máxima siempre es la misma), incluso en algunos casos podemos programar para que enciendan y apaguen solas.

Por ahora yo tengo una muy básica, una Russell Hobbs de 3.5 litros con la que estoy aprendiendo poco a poco, es un poco más lenta que la Crock-Pot que es la más conocida, por lo que me toca andar jugando para adaptar las temperaturas de las recetas que hay en Internet.

El otro día tenía tantas ganas de utilizarla que decidí preparar en ella las verduras para hacer una cremita, así que sin más…

…¡A cocinar!

Ingredientes

  • 500 gr de calabaza
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 boniato mediano
  • 1 cta AOVE
  • Cúrcuma, una pizca
  • 1 cda de curry

Elaboración

Mi Slow Cooker tiene una olla interior de Duraceramic, que me permite ponerla en el fuego para saltear, sellar… antes de cocinar en su forma lenta, si la vuestra no fuese de este material, tendríamos que hacer este primer paso en una sartén y luego pasar los ingredientes a nuestra Olla de Cocción Lenta.

Para empezar ponemos la cazuela interior en la vitro para saltear un poco la verdura, cortada en dados, con la cucharada de aceite; la dejamos un poquito, solamente para dorarla.

Después la introducimos en la carcasa de nuestra “maquinita”, añadimos agua, la cantidad justa para que cubra las verduras, salamos y especiamos, y ponemos en ALTA, durante unas 3 horas.

Comprobamos que esté blandita y ya solo tendremos que triturar, yo no le pongo nada más, pero podéis añadir nata o quesitos en este punto.

Y ya tenemos un fantástico plato caliente de verduras, que con el frío que está haciendo apetece muchísimo.

Mientras estoy escribiendo, me llega desde la cocina el olor de una Fabada Asturiana (con todas sus calorías), que lleva unas 6 horas preparándose, no me quiero ni imaginar lo riquísima que va a estar…

Y vosotr@s ¿conoceis esta forma de cocinar? ¿teneis alguna receta favorita que queráis compartir con nosotros? No dudéis, en mandarnosla y la publicaremos en vuestra sección. ¡Gracias!

😉 Angela