Tortilla de patatas y calabacín

¡Madre mía qué frío! Ayer estaba nevando, y aunque no llego a cubrir hasta los charcos están congelados…

Yo soy igual que una niña pequeña y llevo toda la mañana saltando charcos y rompiendo el hielo con unas botas de agua; pero ayer a la hora de hacer la cena no apetecía nada salir a comprar, así que había que arreglarse con lo que teníamos en casa: calabacines, patatas y huevos: ¡Tortilla!

No penséis que con esos ingredientes no podemos preparar más cosas, la tortilla es mi perdición, pero hay muchas más cosas: un revuelto de calabacín y muchas especias, calabacín a la plancha con unos huevos preparados de la misma forma y acompañado de unas patatas cocidas, un rollo o un pastel de verduras,…

No os podéis imaginar la de recetas que se pueden preparar con cuatro cosas y un poco de imaginación, no hace falta ingredientes especiales, caros y difíciles de conseguir para preparar platos increíbles.

Así que hoy vamos con un clásico…

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 4 ó 5 patatas
  • 2 calabacines pequeños o 1 grande
  • 1 cebolla
  • 5 huevos
  • 1 cd aceite de oliva virgen extra

Elaboración

La verdad es que está receta no tiene nada de especial, prácticamente todo el mundo sabe hacer una tortilla, pero sigue siendo una de las comidas más ricas que existen. Yo hoy no le puse cebolla porque no me quedaba, pero para mí la necesitaba.

Lo primero que hacemos es pelar, lavar y partir las patatas en trocitos; con la cebolla hacemos lo mismo. El calabacín es otra historia, podemos pelarlo o dejarle la piel, partirlo a trozos o laminarlo, eso es cuestión de gusto.

Una vez partido, salamos y reservamos.

Ahora tenemos varias opciones según las calorías que queramos añadirle al plato: podemos pochar en abundante aceite todos los ingredientes ( en este caso, yo añado el calabacín un poco más tarde que las patatas con la cebolla); podemos ponerlos en el microondas en un papillote, y si disponemos de ella, podemos prepararlos en nuestra freidora sin aceite (25 min en el Menú Patatas)

Lo que yo siempre hago es cuajarla en una sartén normal, bato los huevos, añado el resto de los ingredientes preparados como hayamos decidido, y en una sartén con una gotita de aceite repartida con una servilleta, cuajo la tortilla, más o menos hecha, a gusto del comensal. Probé a cuajarla en el microondas pero no me dió más, y en la Cecofry es muy cómodo, pero para tortillas muy grandes.

Y tú, ¿Qué prepararías con estos ingredientes?

😉 Angela

Anuncios
Barquitas realfood

Barquitas realfood

Hola, hoy me he animado a hacer esta receta. Algun@s ya sabéis que me he embarcado en la aventura de intentar comer más sano, especialmente eliminar los productos ultraprocesados porque este camino es largo y hay que ir avanzando en él poco a poco.

Además no se si lo conseguiré del todo pero, al menos, todo aquello que consiga quitarme, bueno será.

Vamos con el plato. La idea era hacer unos rollitos, pero al final ha salido algo que podríamos llamar “barquitas”. La idea es comer rico y sano de una manera un poco diferente, así nos parecerá que estamos comiendo de otra forma más divertida, y que esto de la comida sana, no es solo cuestión de verduras y pechuga de pollo a la plancha…

La verdad es que podemos seguir disfrutando de la comida y si nos aburre o no se nos hace tentadora, podemos hacer muchas cosas para “disfrazar” un plato que inicialmente no es apetecible sin complicarnos la vida. Para nada tiene que ser aburrido comer cosas sanas, sino todo lo contrario. Y en este proceso aprenderemos a comer de una forma más saludable y a saborear más los alimentos sin aditivos y otras sustancias con pocos o ningún beneficio para el cuerpo.

¡¡¡A cocinar!!!

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 2 latas de atún al natural
  • 300 gramos de verduras variadas (yo he puesto setas, calabacin, cebolla morada, brotes de espinaca y ajo)
  • 50 gramos de mozzarella fresca ligera
  • una pizca de sal, tomillo y pimienta
  • 2 ct de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Lo primero será cortar las verduras o utilizar una bolsa de esas que vienen ya preparadas (la verdad es que son cómodas sin tenemos poco tiempo) y sofreirlas con 1 ct de aceite.

Verduras para barquitas realfood

Mientras se hacen las verduras, escurrimos las lastas de atún y batimos los huevos, una vez estén batidos añadimos el atún, la sal, pimienta y el tomillo. Las cantidades indicadas darán para hacer dos tortillas, aunque dependerá del tamaño de vuestra sartén y vuestras preferencias.

Tortillas de atun para barquitas realfood

Con nuestras tortillas ya listas, solo nos quedará rellenarlas con las verduras salteadas, unirlas con unos palillos para que no se separen y repartir por encima la mozzarella para gratinarla en el horno.

Barquitas realfood rellenas

Es una receta fácil, rápida, sana y ¡también muy rica! Tener en cuenta que llena bastante, yo solo conseguí comerme una de las barquitas. Además las verduras podeis adaptarlas a vuestros propios gustos, al igual que las especias.

Espero que os guste

Muacks, Lidia

Tarta de calabacín y quesos de Roski AH

Hace un tiempo en el grupo de Facebook organizamos un reto de recetas de verduras, en el que nos dejasteis unas ideas fantásticas.

Prometimos que publicariamos la  receta ganadora, la que más cantidad de “me gusta” tuviera, y aunque tardamos, ¡aquí está!: Una receta riquísima, como todas las que  Roski comparte con nosotras, ¡muchísimas gracias compañera!

Os la transcribo como ella nos la envía, puntuada en ProPoints

Y sin más …

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 250 gr. de calabacín rallado (crudos, sin pelar) 290 gr. = 1 + 1/2 calabacines 0 puntos.
  • La mitad de un puerro muy picado 0 puntos.
  • 25 ml o 30 grs de leche desnatada 0 puntos.
  • 3 huevos + 2 claras 6 puntos.
  • 50 grs de queso Snacking 4 puntos lo compre en el lidl pero si no lo teneis podeis usar el queso de cabra troceado en tacos.
  • 280 grs de queso batido 0% de Mercadona 3 puntos.
  • 18 grs de queso en polvo hacendado 1 punto.
  • 57 grs de maicena 5 puntos.
  • 7 grs de levadura química estilo royal 0 puntos.
  • Sal a gusto 0 puntos.
  • Pimienta a gusto 0 puntos.
  • 1 cucharadita de orégano 0 puntos.
  • 73 grs de mozzarella rallada Hacendado 5 puntos (puse mucho queso porque con menos salía igual a 3 puntos trozo, así que puse 5 pp de Mozzarella, pero llegaria con 3)
    Total a 24 pp

Elaboración

Lo primero es poner el molde de silicona en el congelador porque luego desmolda mejor.

Lavamos, cortamos los extremos y rallamos los calabacines (crudos y sin pelar); no os preocupéis, no se notará la piel.

Los ponemos en un colador y aplastamos con una cuchara para que pierdan el agua que contienen; después los ponemos  en una gasa o paño muy limpio y apretamos para liberar todo el resto de agua. Reservamos.
Precalentamos el horno a 180 grados con aire calor solo abajo.

Mientras:
En un cuenco grande, mezclamos la levadura, la maicena y la leche; removemos y mezclamos todo bien hasta que todo esté liso.

Agregando los huevos y las claras y volvamos a mezclar muy bien con un batidor de varillas manual, para que la mezcla quede sin grumos y aireada.
Añadimos los 280 grs de queso batido y seguimos mezclamos bien. Ahora los 18 grs de queso en polvo y también el queso snacking o el queso de cabra cortado en tacos.

Integramos todo bien y agregamos el calabacín rallado y el puerro picado. Condimentamos con sal, pimienta y la cucharadita de orégano.

Colocamos la mezcla de la tarta en un molde (mejor de silicona), espolvoreamos con la mozzarella por encima.

Llevamos al horno pre-calentado a 180 grados durante 40 a 45 minutos,  los últimos 7 minutos calor arriba y abajo. Controlar ya sabéis que no todos los hornos funcionan igual: miráis con un pincho si sale limpio ya está.

Como veis yo use el molde que ya está dividido en 8 porciones pero sirve cualquier otro, si no es de silicona y es de cristal o metal: Arrugamos el papel de horno y lo mojamos debajo del grifo de agua y con este papel forramos el molde de cristal.

😉 Roski AH

¡Madre mia que pintaza de receta! Muchísimas gracias otra vez por compartirla con nosotr@s, y recordar que podéis enviarnos vuestras recetas, ¡esta sección la creáis vosotros!

Pastel verduras y pollo

Seguimos con estas cosas que nos cuestan. Hoy es el turno de… ¡Ay!, las verduras, las temidas verduras para algun@s…

¡Pero que buenas y sanas son cuando las cocinamos cuidadosamente! Y que importantes son para nuestra salud, como os recordamos siempre…

Hace unos días, fuí a ver a mi hermana y, como siempre, tenía un montón de cosas ricas preparadas en la cocina, entre ellas, este delicioso y completo plato: pastel de verduras y pollo, riquísimo.

Para que aún esté más rico, nada mejor que cocinarlo con materias primas de primera calidad y del terreno, entonces ya si que es una auténtica delicia.

Ingredientes

  • Podemos echarle la verdura que queramos, de temporada mejor, pero en este caso, utilizamos, pimientos de colores, cebolla, espárragos verdes y zanahoria
  • Unos 300 gr de pollo ya cocido, desmigado 9 pp / 6 sp / 0 sf  /  syns
  • 3 huevos 6 pp / 6 sp / 0 sf / 0 syns
  • 1 cd AOVE 3 pp / 4 sp / 4 sf / 6 syns

Elaboración

Para la elaboración, echamos una cucharada de aceite de oliva en la sartén y salteamos todas las verduras hasta que estén pochadas, después.

Batimos los 3 huevos y mezclamos con las verduras y el pollo desmigado.

Mientras hacemos esto, ponemos el horno a calentar a 180 Cº, calor arriba y abajo.

Podemos utilizar un molde rectangular, el que se usa normalmente para hacer los bizcochos, que untamos con un poquito de aceite para que no se pegue la mezcla antes de añadirla.

Metemos al horno unos 20 minutos, más o menos, teniendo en cuenta que cada horno es diferente, y probando con un palillos si está cuajado.

Es un pastel muy versátil, que se puede hacer con las verduras que queramos y echando otros ingredientes como aceitunas o pistachos, pero eso ya os lo dejo a vosotr@s, para que experimentéis y probéis cosas nuevas y muy ricas.

Asimismo, podemos hacerlo usando los puntos que queramos, depende de los ingredientes con los que juguemos.

¡¡Espero que os guste tanto como a mí!!

😉 Loli

Pote de Kale

El Kale o col rizada, es un alimento que se ha puesto muy de moda en los últimos años, algunos lo consideran un Superalimento, por su poder antioxidante, la gran cantidad de vitaminas que tiene, su contenido en calcio, en fibra, y sus pocas calorías.

Podemos encontrar multitud de recetas en las que se añaden a batidos, se toman en ensaladas, o se preparan unos saludables Chips de Kale, tan solo horneando esta col.

Pues a mi no me gusta nada, ni en crudo ni cocinado, los snacks me resultan demasiado amargos, y la textura en ensalada no me resulta agradable.

El otro día quería preparar un pote de berzas, y no conseguí encontrarlas en ninguna frutería cercana a mi casa así que decidí arriesgarme, y probé a utilizar un par de bolsas de Kale, y ¡Así, sí! ¡Riquisimo!

¡A cocinar!

Ingredientes

  • 1 zanca de pollo, limpia de grasa y de piel
  • 1 hueso de jamón o lacón
  • 1 chorizo y 1 morcilla de calidad, yo utilizo los elaborados por Tania Nicolás (www.deliciosoysaludable.com), tanto por el tema de los puntos cuando puntuo, como por estar segura de lo que consumo, sin aditivos ni porquerías de esas
  • Kale (dos bolsas del Lidl en este caso)
  • Patatas
  • Curcuma, pimenton, sal

Elaboración

Lo primero es darle un hervor al kale, para quitarle el amargor, después escurrimos y reservamos.

En una olla ponemos el pollo, el hueso de jamón, el chorizo y la morcilla (si usamos los de Tania los ponemos a última hora pues se hacen enseguida), añadimos las patatas peladas enteras o partidas a la mitad si son muy grandes, y añadimos el kale; cubrimos de agua y ponemos una cd de curcuma y otra de pimentón, tenemos mucho cuidado con la sal por culpa del jamón.

Lo dejamos una media hora a fuego medio, corregimos de sal, y en cuanto las patatas estén blanditas apagamos.

¡Listo! Servimos y a la mesa

😉 Angela